Habitantes del barrio La Esmeralda de Maicao exige restitución del servicio, pero no logran reunir el recurso que les exige la empresa para restablecerle el servicio.
Habitantes del barrio La Esmeralda de Maicao exige restitución del servicio, pero no logran reunir el recurso que les exige la empresa para restablecerle el servicio.
-Publicidad-

Los vecinos del barrio La Esmeralda, ubicado en el extremo sur de la ciudad, se encuentran sin energía eléctrica desde el 20 de octubre, debido a la avería del transformador del sector. La empresa Air-e les respondió que adeudan COP $521 millones. Junto a la Alcaldía se estableció que deben recolectar entre 15 y 22 millones para sustituir el transformador.

Estos son los cables que usan los habitantes del barrio La Esmeralda de Maicao para tener el servicio de energía.
Estos son los cables que usan los habitantes del barrio La Esmeralda de Maicao para tener el servicio de energía.

La calamidad eléctrica del barrio es una realidad repetida en la vasta periferia maicaera, donde existen redes construidas de manera artesanal, convirtiéndolos en sectores ‘eléctricamente subnormales’, lo que significa que son de ‘titularidad pública’ y por ende, responsabilidad de los entes territoriales.

La empresa Air-e indicó en un comunicado de prensa que tienen “la mayor disposición de lograr un acuerdo, por tal razón hemos tenido diálogo permanente con la comunidad con el fin de reemplazar el equipo e instalar un transformador adicional”.

-Publicidad-

Las redes eléctricas del barrio fueron montadas por los mismos moradores a medida que poblaban el sector, lo que conlleva serios riesgos puesto que el cableado está expuesto, en algunos tramos cuelga a escasos dos metros de altura, suele caerse por los vientos o causar cortocircuitos cuando llueve.

Sandra González
Sandra Gonzálezv

“Aquí la comunidad estamos bien porque nos apoyamos mutuamente para casi todo. Lo único malo es el servicio de energía. Es lo que queremos que nos resuelvan porque somos más de 150 familias y unos 300 niños afectados”, manifestó Sandra González, líder natural del barrio.

Socorro García
Socorro García.

“Mi marido y yo somos hipertensos. Durante la noche nos sofocamos por el calor y, para completar, hay muchos mosquitos que no podemos espantar porque no hay cómo encender el ventilador”, dijo Socorro García.

“Se nos dañaron los alimentos, no sabemos qué aparatos se habrán quemado. El alcalde prometió que si ganaba las elecciones, pondría postes y arreglaría este problema pero ya van más de un año de las elecciones y todo está peor”, añadió Milagros Fernández, que vive junto a su familia en la ranchería wayuu Los Cocos.

Milagros Fernández
Milagros Fernández.

Los esmeraldeños explicaron que en días pasados realizaron un plantón en la alcaldía para exigir una solución y el mismo alcalde Mohamad Dasuki les atendió respondiéndoles que no pagaría la deuda y que tendrían que hacer colectas para pagar los COP $315 millones que exige la empresa.

El alcalde nos dijo que si teníamos para mamar churro, entonces teníamos para pagar la luz, como si el viviera acá”, expresó otra vecina en medio de una reunión espontánea que se realizó en el barrio.

Yaneiris Gómez
Yaneiris Gómez.

Yaneiris Gómez, otra líder natural del sector explicó que la población de La Esmeralda está constituida por personas de bajos recursos que viven “del día a día”, trabajadores informales en carretillas de verduras y legumbres, vendedores de café o agua y domésticas en casas de familia; completar los 15 millones es una tarea casi imposible.

Durante la visita realizada por este medio de comunicación, se supo que los líderes del barrio recibieron llamadas de funcionarios encargados de los servicios públicos y que se establecerían mesas de concertación para discutir otras alternativas de soluciones para el problema eléctrico de este barrio maicaero.

-Publicidad-