Esta vivienda quedó destechada y agrietada en Maicao.
Esta vivienda quedó destechada y agrietada en Maicao.
-Publicidad-

Arnulfo Arango y su esposa Kendys Martínez vivieron momentos de pánico cuando el techo de su casa se les vino abajo. Los temblores recientes afectaron las paredes y las columnas; desde el sábado 1 de agosto han estado gestionando ayuda y donaciones.

La calamidad de esta familia fue puesta en conocimiento de la oficina de gestión de riesgos de Maicao y los Bomberos, no obstante, desde que se derrumbó el techo, han estado durmiendo a la intemperie por no tener recursos para repararlo.

Le puede interesar: Sismo de magnitud 5.4 despierta a los guajiros la noche de este martes

La pared agrietada, este habitante se sorprende.
La pared agrietada, este habitante se sorprende.

“Las paredes de la casa quedaron flojas y es un riesgo vivir en la parte de la casa que quedó techada. Tras la crisis que hay, se nos cae el techo y sin ayuda de nadie ni donaciones del gobierno”, relató el actor Arnulfo Arango a La Guajira Hoy.

Un ingeniero enviado por la Cruz Roja realizó una inspección a la construcción para evaluar los daños, determinó que por el grado de afectación y la antigüedad de la casa, las reparaciones deberán ser profundas, indicó Arango.

Keny Bolívar, propietaria de una ferretería; Yusti López, reconocida empresaria de la ciudad y los actores Jhon de La Rosa y Noiver de La Cruz, compañeros de tablas de Arnulfo, enviaron donativos para comenzar con las reparaciones, sin embargo, aún falta.

Esta familia del barrio Loma Fresca quedó sin techo luego de los sismos ocurridos en La Guajira recientemente.
Esta familia del barrio Loma Fresca quedó sin techo luego de los sismos ocurridos en La Guajira recientemente.

“Hemos tratado de hacer lo posible por acomodar el techo por nuestra cuenta y nuestros recursos, solo que los listones se dañaron casi todos y las láminas de zinc quedaron inservibles”, lamentó Arnulfo en el patio de su casa.

Este actor, con más de quince años de trayectoria, voluntario de la Cruz Roja se encuentra a punto de recibir su título de salubrista ocupacional y sus esperanzas de tener una casa digna penden del apoyo que sus vecinos le puedan brindar.

-Publicidad-