-Publicidad-
-Publicidad-

Las tarifas de servicio de transporte intermunicipal e interdepartamental y rural en el municipio de Maicao, tienen características diferentes porque nadie se rige por una tarifa, sino que cada empresa, así no tenga una estructura como tal, cobra lo que le parece.

Para Helman Paredes, representante legal de la Asociación de Conductores de Maicao, ese tarifaje no existe porque no ha habido un órgano de control o regulador que establezca cuánto vale un pasaje hasta Albania, Riohacha u otras ciudades del departamento.

Paredes afirma que la ausencia de una oficina de precios, pesas y medidas que regule los precios de la canasta familiar influye para que los conductores tasen sus pasajes de acuerdo a como esté el precio de la gasolina y cuanto están costando los artículos de consumo popular.

-Publicidad-

Asegura que el mismo desorden existe con el precio de la gasolina que hoy la venden a un precio y mañana a otro y nunca lo despachan completo. “Todo eso ayuda a la especulación en todos los órdenes y que se refleja mucho en lo que cobran los conductores por los pasajes” dice Paredes.

Advierte el directivo que la única empresa reconocida por el ministerio del transporte en Maicao es la Cooperativa de Transportes de la Frontera –Cootrafron– y que el resto son de otros departamentos e inclusive de Bogotá, las cuales se han establecido aquí aprovechando el desorden, la poca regularización de las tarifas y el caos ante la ausencia de la legalidad.

Paredes atribuye a la poca visión de la dirigencia política del municipio de mirar este sector y ver la verdadera necesidad que tienen las personas de transportarse, las condiciones en que se hallan y están las empresas transportadoras, que generalmente, funcionan en las esquinas sin las más mínimas comodidades para los usuarios.

 

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here