Con el nuevo turno quedarían sin empleo 1500 empleados directos, 2000 indirectos, sumados 2000 que salieron por la pandemia, sería un total de 5000 familias en el departamento de La Guajira desempleadas.
Con el nuevo turno quedarían sin empleo 1500 empleados directos, 2000 indirectos, sumados 2000 que salieron por la pandemia, sería un total de 5000 familias en el departamento de La Guajira desempleadas.
-Publicidad-

Por: Aileen Díaz

A las 4:00 de la tarde de este miércoles se realizó un cacerolazo en el parque Simón Bolívar, como complemento a la huelga iniciada el pasado 31 agosto con el objetivo de revocar «el turno de la muerte».

El movimiento Mujeres del Carbón en resistencia, conformado por esposas e hijas de los empleados que tienen como objetivo visibilizar la problemática, haciéndose notar con 5 carpas en el Cerrejón, una carpa en Fonseca, una en Villanueva y en Riohacha siguiendo con los movimientos que aqueja a más 12.000 empleados de la empresa, realizando actividades diarias para evidenciar el problema y que no les quiten los beneficios conseguidos hace 30 años.

-Publicidad-
Leonidis Gómez Martínez
Leonidis Gómez Martínez.

Le quieren colocar el turno de la muerte a nuestros esposos para que los que están enfermos mueran y para los que no tiene patología, salgan enfermos. Estamos en la lucha y vamos a seguir” Leonidis Gómez Martínez, esposa de un directivo de la Junta Nacional de Sintracarbón y Docente de La Universidad de La Guajira.

En vista que la trasnacional no ha mostrado voluntad por solucionar y que hasta la fecha, en los diez días de huelga se ha mantenido en silencio a pesar que han buscado la intermediación del ministerio de trabajo, de asambleas, de alcaldes y de la comisión séptima de la cámara de representantes en donde fue citada la empresa Cerrejón y no asistió.

En el pliego de peticiones y por conciliar el nuevo turno a implementar 7×3 y 7×4, la huelga se extenderá hasta donde sea necesario, ya que Sintracarbón no va acceder al nuevo turno, en que los directivos del sindicato no quieren el desmonte de la convención colectiva.

Con el nuevo turno quedarían sin empleo 1500 empleados directos, 2000 indirectos, sumados 2000 que salieron por la pandemia, sería un total de 5000 familias en el departamento de La Guajira desempleadas.

En caso de que Sintricarbón y el Cerrejón no lleguen a un consenso quedarían 60 días de huelga y posteriormente intervendría el ministerio de trabajo manteniendo la misma opinión que se ha llevado hasta el momento, en que los empleados no están de acuerdo con el turno que los podría enfermar o llevarlos a perder la vida.

-Publicidad-