El pasado viernes 14 de diciembre se extendió por un
año más el primer acuerdo de conservación de las tortugas marinas firmado en
octubre de 2011 entre las comunidades de Bahía Hondita y Punta Gallinas en la
Alta Guajira colombiana.
El objetivo seguirá siendo proteger y recuperar la
población de las especies de tortugas que arriban a las playas y transitan en
aguas cercanas a las costas de estas poblaciones, mediante acciones
desarrolladas por la propia comunidad, que permitan reducir los eventos de
mortalidad derivados de la caza, el saqueo de huevos y la pesca dirigida e
incidental.
El acuerdo fue firmado entre las autoridades
tradicionales de Bahía Hondita, Eugenio Matta y Rodolfo Martínez, y de Punta
Gallinas, Pedro Robles, y por parte de las instituciones participantes Gabriel
Bustos, gerente de Gestión Ambiental de Cerrejón, Fabio Arjona, director
Ejecutivo de Conservación Internacional y Luis Medina, director de
Corpoguajira.
Durante este período 48 voluntarios y 4 monitores se
encargarán de proteger 5 de las 7 especies de tortugas marinas que depositan
sus huevos en estas playas del mar caribe, dejando una nueva generación al
abrigo de los habitantes de Punta Gallina.
En 2012 se protegieron 464 tortugas recién nacidas que
fueron enviadas al mar, 46 nidos fueron identificados, seis hembras adultas
protegidas y devueltas a su hábitat natural y 16 tortugas quedaron a salvo al
ser liberadas de redes de los pescadores.
La protección de las tortugas marinas continuará con
la participación de los voluntarios que patrullarán los ocho kilómetros de
playa todas las noches desde las 21:00 hasta las 04:00 en búsqueda de nidos en
proceso de incubación o eclosión. Estos recorridos se realizarán en grupos de
cinco personas. Conjuntamente se llevarán a cabo las mediciones y marcaciones
de las tortugas encontradas.