Jhon Harol Triana Ávila. Con diferentes patrullajes, militares del Grupo de Caballería Blindado Mediano General Gustavo Matamoros D'costa mantienen realizando vigilancia por las arterias del norte de La Guajira.
Jhon Harol Triana Ávila. Con diferentes patrullajes, militares del Grupo de Caballería Blindado Mediano General Gustavo Matamoros D'costa mantienen realizando vigilancia por las arterias del norte de La Guajira.
-Publicidad-

Impulsar y crecer el esfuerzo contra el narcotráfico, el contrabando, el tráfico de armas y municiones y la presencia de grupos ilegales como el ELN, los Pachencas y el Golfo en la jurisdicción, fue una de las instrucciones que recibió el comandante del Grupo de Caballería Blindado Mediano General Gustavo Matamoros D’costa, el teniente coronel Jhon Harol Triana Ávila.

Dijo que el Ejército, en su deber de apoyar con sus operaciones en la defensa de la autoridad civil, de asistencia militar y de respaldo a la Policía Nacional realiza los operativos pertinentes para obtener los resultados que ya comenzaron a darse.

-Publicidad-
-Publicidad-

El oficial dijo que en el caso de las más recientes y exitosas operaciones llevadas a cabo en la alta Guajira, esto hace parte de una estrategia militar que busca garantizar en el territorio se pueda cumplir con la misión institucional y constitucional que ordena la constitución política de Colombia.

Triana citó el artículo 217 sobre el deber de garantizar la estabilidad y un control territorial, además de defender la soberanía del país y el orden constitucional que hace referencia a mantener esos territorios dentro de la legalidad.

En desarrollo de esa estrategia, en el cumplimiento de esa estrategia institucional, lo que estamos haciendo es desplegar nuestras unidades en unos sectores que hemos denominados prioridades o estratégicos donde son rutas de narcotráfico y en algunos casos también rutas de contrabandistas”, expresó.

Dijo que todo esto al final, afecta no solo la economía regional sino también a nivel nacional así como la imagen del país a nivel internacional.

El comandante del grupo Matamoros recordó que la droga que se incautó y que venía rotulada Rol Rois made in Colombia, afecta la imagen del país a nivel internacional, hecho que la ciudadanía lo debe entender, ya que si hay una mala imagen en el exterior afecta el turismo y la inversión extranjera.

El vehículo que fue abandonado en la alta guajira con droga fue localizado no por información de la comunidad, sino por inteligencia técnica especializada que se enteró de las dificultades que afrontaba y que se movilizaba por esa ruta.

Esto permitió que las unidades militares llegaran, ubicaran el automotor y al final se pudiera incautar 658 kilogramos de cocaína avaluados en más de nueve mil millones de pesos, precio que se podía duplicar al venderlo por dosis, dijo Triana Ávila.