La Unidad Móvil de atención y orientación a víctimas del Ministerio de Justicia, llegó al Municipio de Dibulla, con el propósito de atender y orientar a las personas que no han presentado su declaración de un hecho victimizante y para permitirles acercarse a un punto de atención para exponer sus denuncias.
Sin embargo, según la Secretaria de Gobierno,  las víctimas de esta localidad debieron ser atendidas por el Ministerio en los corregimientos que están siendo verdaderamente afectados  por la violencia como Mingueo, Palomino y Río Ancho.
Es importante que la ubicación de la Unidad en los corregimientos que lo ameritan para que las victimas reciban asesoría legal sobre la ley 1448 y 975 de Justicia y Paz, pues así se le facilita su traslado; ya que para el campesino es un poco traumático llegar a las dependencias, ya que meten dejar su predio solo. 
Alejandrina Ramírez Campo, Secretaria de Gobierno y Desarrollo Comunitario.
“El objetivo es que la comunidad entregue sus declaraciones ante el Ministerio Público a través del proceso que hace la Unidad de Victimas para entregar la información y los trámites que requieren las personas  afectadas por el conflicto armado a fin de exigir sus derechos a la verdad, justicia,  reparación integral y la ruta para acceder a ellos y no que el Ministerio se lleve unos cuantos testimonios para justificar la venida” puntualizó, Alejandrina Ramírez Campo, Secretaria de Gobierno y Desarrollo Comunitario. 
La estrategia propia para ayudar y acompañar a los pobladores  afectados por el accionar de los grupos ilegales, especialmente a los protegidos por la Ley de Víctimas y la Política de Restitución de Tierras, era para facilitar a las víctimas de esta municipalidad incluidas en el Registro Único de Victimas y  a quienes se les han vulnerado sus derechos por medio del desplazamiento forzado, secuestro, delito contra la integridad sexual, homicidio, desaparición forzada, torturas, despojos de tierras, minas antipersonales entre otros.