Cerca de 150 camionetas tipo F-100 que desde hace muchísimos años vienen prestando sus servicios de taxi en Maicao enfrentan problemas de legalidad con la Policía Fiscal y Aduanera –Polfa- por el no pago de los tributos.
Cerca de 150 camionetas tipo F-100 que desde hace muchísimos años vienen prestando sus servicios de taxi en Maicao enfrentan problemas de legalidad con la Policía Fiscal y Aduanera –Polfa- por el no pago de los tributos.
-Publicidad-
-Publicidad-

Aunque hubo unos acuerdos recientemente, entre los propietarios y la autoridad aduanera para buscar la forma de registrar los automotores ante la oficina del tránsito para el recaudo de los impuestos como parte del pacto, este no se ha cumplido

Esta situación irregular ha originado que varios vehículos hayan sido inmovilizados. Percance que tiene molestos a algunos conductores asociados en Asvecoes, sociedad creada para amparar el gremio que busca la legalidad con el aval y vigilancia del gobierno local. 

Cerca de 500 vehículos de diversos modelos que fueron censados y matriculados hace varios años, ahora deben registrarse con el propósito de contar con el visto bueno de la Polfa, 350 carros tipo cisternas aspiran también a entrar en el gremio para adquirir el derecho al registro, según informó el representante de la asociación. 

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Cerca de 150 camionetas tipo F-100 que desde hace muchísimos años vienen prestando sus servicios de taxi en Maicao enfrentan problemas de legalidad con la Policía Fiscal y Aduanera –Polfa- por el no pago de los tributos. Los propietarios de estos vehículos de placas extranjeras creen haberse ganado ciertos derechos por los más de 20 años de circulación en el municipio, sin inconveniente alguno. 

Recientemente, fueron inmovilizadas dos camionetas que no presentaron el seguro, lo que fue aprovechado por la Polfa para recordarles que parte del acuerdo era sacar ese documento para poder seguir circulando mientras se complementan otros puntos. 

Los vehículos distinguidos con la calcomanía de la recién creada asociación, tienen permiso para trabajar durante un tiempo no establecido, mientras se lleva a cabo el registro según el acuerdo entre la Polfa y los propietarios de los taxis, siempre y cuando tengan el seguro. 

Los conductores afirman que no descansarán en el propósito de legalizar sus carros a través de la asociación y conseguir los registros. La Policía Fiscal Aduanera por su parte espera ver materializada esa voluntad para evitar operativos que terminen con los carros en los patios de la entidad recaudadora.