Los pobladores de Carraipía decidieron no permitir más el pase de agua para Maicao.
-Publicidad-
-Publicidad-

Esta acción de hecho se tomó porque Air-e empezó a cobrar tarifas de energía usando el sistema de medición centralizado o satelital

Por lo menos 2.300 ciudadanos residentes en la zona urbana y rural del corregimiento Carraipía del municipio de Maicao, entraron en franca rebeldía, negándose a cancelar las tarifas que se le empezaron a cobrar por concepto del servicio de energía eléctrica y además tomaron acciones de hecho impidiendo el perfecto desarrollo de actividades administrativas y operativas en la planta de tratamiento del acueducto de Maicao que está cerca de ese corregimiento a un costado de la rivera del Jordán, también conocido por los lugareños como río Carraipía, dejando a 24.820 usuarios de la empresa Aguas de la Península, sin posibilidad de disfrutar del líquido.

La comunidad de este pueblo fronterizo venía obteniendo un servicio de energía que era subsidiado casi en su totalidad por la Alcaldía, pero tras los trabajos de normalización desarrollados por la Alcaldía y la empresa Air-e, se dispuso a iniciar una nueva etapa de facturación y cobro del servicio, lo cual al parecer tomó por sorpresa a la comunidad con la que probablemente no se había socializado la nueva decisión.

Este es el río Jordán que nace en el corregimiento de Carraipía, municipio de Maicao.

Cuando empezaron a llegar las facturas, la comunidad empezó a reclamar entre sí, aduciendo que se trataba de tarifas demasiado elevadas que sobrepasaban cualquier posibilidad de pago de un colectivo de usuarios que en su gran mayoría son ciudadanos dedicados a la agricultura, donde las utilidades son muy escasas y con ese dinero no es posible pagar energía eléctrica y dejar dinero para comer y mantener sus parcelas en producción.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Se reunieron con voceros de Air-e

Los representantes de la comunidad el viernes anterior en la mañana se reunieron con voceros de la empresa Air-e y la alcaldía de Maicao, pero lograr acuerdos sobre los cuales posibilitar un pago de facturas y continuar prestando el servicio, pero no lograron acuerdos y más bien las diferencias fueron muy grandes y la mesa de diálogo fue levantada antes del mediodía.

Decidieron presionar con vías de hecho

Ante el fracaso del diálogo para establecer tarifas pagables y un sistema de suministro que en criterio de los consumidores fuera más confiable, una buena parte de la comunidad decidió ejercer una presión más efectiva para que las autoridades, principalmente la Alcaldía de Maicao que había estado representada en la reunión, coadyuvara por un arreglo amigable y que no fuera tan lesivo a sus posibilidades reales de pago.

Al poner en consideración la posibilidad de una protesta, la gran mayoría decidió que fuera la toma y cierre de las actividades en la planta de tratamiento del acueducto que lleva el agua del río Jordán a Maicao.

Así se hizo y la tarde de ese mismo viernes, la comunidad tomó por vía de hecho las instalaciones referidas, cerraron válvulas por las que se posibilita que el agua fluya a los hogares de Maicao e impidieron cualquier actividad administrativa u operativa dentro de las instalaciones de la planta.

Ahora están a la espera de una nueva reunión de la cual se ha indicado que no podría ser posible sino hasta el miércoles, debido a que llegó lunes festivo y al parecer el Gobierno de Maicao ha declarado el martes día no laboral con lo cual se aplaza la reunión en la que se podría llegar a acuerdos.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí