Niños de ambas nacionalidades se alimentan en este comedor de la fundación Hijos de La Guajira.
Niños de ambas nacionalidades se alimentan en este comedor de la fundación Hijos de La Guajira.
-Publicidad-
-Publicidad-

En aras de atender una demanda social inexistente, a través del apoyo alimentario y entrega de equipos de movilidad asistida a personal colombo-venezolano, que poseen condiciones especiales, la fundación Hijos de La Guajira continúa trabajando en Maicao por los más necesitados durante esta época de pandemia, donde las necesidades salen a flote.

Rafael Ospino
Rafael Ospino.

Esta organización de familiares y amigos, dirigidos por Rafael Ospino, ha conseguido hacer posible la entrega diaria de cien almuerzos a las personas que con quebrantos de salud, de lunes a viernes acuden a la Fundación para recibir este beneficio alimentario.

Niños, adolescentes y adultos mayores han logrado favorecerse con las donaciones de diferentes personas que se han sensibilizado con la población más vulnerable del municipio fronterizo y han decidido apoyar esta obra.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Niños de ambas nacionalidades se alimentan en este comedor de la fundación Hijos de La Guajira.Sus directivos indician que el objetivo del proyecto que surgió desde el 9 de junio de 2019, es generar impacto positivo en la comunidad colombo-venezolana, seguir cumpliendo y ampliar su estrategia social, incentivando a la ciudadanía a colaborar y participar en estas obras sociales, que buscan construir una sociedad más justa con las personas vulnerables del municipio.