El alcalde asistió a la principal en la iglesia El Carmen, en el barrio que tiene su nombre.
El alcalde asistió a la principal en la iglesia El Carmen, en el barrio que tiene su nombre.
-Publicidad-
-Publicidad-

Por: REI Santana

La transmisión en vivo de las misas superó las expectativas, la asistencia no superó las ochenta personas dentro del templo, el acceso fue restringido y las calles aledañas fueron cerradas, dijo el padre Jefferson Ariza. El Alcalde y el secretario de Gobierno municipal acudieron a la eucaristía de las 10:00 de la mañana.

La iglesia la Virgen del Carmen se mantuvo cerrada, solo entraban 80 personas en cada misa.
La iglesia la Virgen del Carmen se mantuvo cerrada, solo entraban 80 personas en cada misa.

Tal como se había dado a conocer, la planificación habitual para la celebración del día de la Virgen del Carmen en Maicao se desarrolló adaptada a la nueva normalidad mundial por la contingencia ocasionada por la pandemia del covid-19. Al terminar los servicios, el padre Jefferson Ariza Ojeda conversó con La Guajira Hoy y reveló que la jornada había sido un absoluto éxito espiritual.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

«Estas han sido las mejores fiestas del día de la virgen del Carmen porque en medio de esta pandemia hemos podido orar, nos hemos reunido para celebrar la eucaristía y compartir la palabra y a través de las redes sociales hemos podido sobrepasar las expectativas con relación a las personas que se conectaron a participar». 

Entre misa y misa se realizó una desinfección en el templo para erradicar posibles contagios de la cepa del covid-19
Entre misa y misa se realizó una desinfección en el templo para erradicar posibles contagios de la cepa del covid-19

El padre Ariza explicó que se consiguió tener más de ochocientas personas conectadas en las distintas transmisiones en vivo que se realizaron durante el día, lo que a su juicio, demuestra que los maicaeros obedecieron al llamado de cordura y recato, quedándose en sus casas y asistiendo de manera virtual.

La iglesia de Nuestra Señora del Carmen fue protagonista de siete misas de eucaristía, a las que asistieron no más de 80 personas en cada una. Afuera, la Policía Nacional y funcionarios públicos mantuvieron las calles aledañas cerradas al paso vehicular, mientras que en la puerta del templo un colaborador se encargó de desinfectar las manos y los zapatos de los feligreses al entrar y, además, tomó la temperatura con un lector electrónico.

En el interior los puestos fueron dispuestos para que fuesen ocupados únicamente por dos personas, de manera que hubiese suficiente distanciamiento físico los unos de los otros. Sin embargo, al momento de terminar los servicios, los asistentes olvidaron mantener la distancia mínima.

También hubo tiempo para recibir la ostia.
También hubo tiempo para recibir la ostia.

El ambiente tanto en la Iglesia como en el barrio El Carmen se percibió tranquilo y sereno. Los vecinos evitaron cualquier tipo de parranda no religiosa y aceptaron que la situación actual no debe tomarse a la ligera. El padre Jefferson Ariza dijo que «prevaleció la cordura y el recato».

El alcalde de Maicao, Mohamad Dasuki, acompañado del secretario de gobierno municipal, Rafael Solano, hicieron acto de presencia en el servicio de las 10:00 de la mañana, y al terminar indicaron los maicaeros habían demostrado ser ciudadanos con valores y con obediencia civil.

«Así somos los maicaeros, hoy damos buen ejemplo. Las iglesias, los templos y las mezquitas no son un peligro para nadie. Como alcalde continuaré respaldando las fiestas religiosas y culturales. No podemos apoyar a las parrandas en las calles que son los detonantes de los casos de contagios», dijo el Alcalde Mohamad Dasuki.

La iglesia la Virgen del Carmen se mantuvo cerrada, solo entraban 80 personas en cada misa.La celebración del día de la Advocación el Monte Carmelo puede ser visualizada a través de la cuenta oficial de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen en la red social Facebook. Donde se encontrarán los servicios dirigidos por los padres Jorge Rodriguez, Adolfo del Portillo, Pedro Pablo Ortíz, Jesús Darío Vega Plata, Jesús Antonio Orozco y Jefferson Ariza Ojeda.