Desde los vehículos se avizora el panorama de la maleza que se está metiendo en la vía.
Desde los vehículos se avizora el panorama de la maleza que se está metiendo en la vía.
-Publicidad-
-Publicidad-

Desde que se pavimentó la vía que comunica a Carraipía con la escuela vocacional agrícola o Institución Educativa Rural número 12, no se le ha hecho mantenimiento al nuevo carreteable.

Así lo aseguran los habituales conductores que utilizan esa vía, al igual que los turistas que buscan llegar hasta los Montes de Oca y las pequeñas delegaciones de ciclistas que acostumbran a hacer turismo ecológico en la zona, quienes lamentan que el monte se esté –literalmente- tragando el pavimento.

-Publicidad-

Lo anterior ha ocasionado que en muchos casos han estado a punto de ocurrir accidentes debido a la poca visibilidad que ofrece la carretera, ya que muchos pares, -en su mayoría-, están tapados por la misma maleza.

Las aguas que brotan de los manjoles afectan y contaminan el pueblo y a los turistas.
Las aguas que brotan de los manjoles afectan y contaminan el pueblo y a los turistas.

A lo anterior, se agrega que, en la salida del pueblo, es decir cuando comienza la ruta hacia el río Jordán, unos manjoles están saturados desde hace muchos años y estas aguas servidas que producen malos olores y contaminan, justo el punto donde comienza el recreo de los bañistas que se enrrutan hacia el paso de la fuente hídrica.

Los usuarios de la vía confían en que muy pronto, los gobiernos; tanto departamental como municipal así como el operador Aguas de la Península, se apersonen del delicado tema y comiencen a ofrecer las soluciones que se requieren.

El punto en mención, es el sitio de partida donde comienza el turismo ecológico que lleva a los turistas a las faldas de los Montes de Oca, donde está ubicada la bocatoma del acueducto de Maicao área que ofrece un panorama natural y brinda un disfrute de lo más relajante de la flora y la fauna.

Los malos olores de las aguas servidas que llegan a la población tienen molestos también a los mismos carraipiunos, quienes han experimentado fuertes dolores de cabezas rasquiñas y problemas en la piel.