Rafael Solano, secretario de Gobierno
Rafael Solano, secretario de Gobierno.
-Publicidad-
-Publicidad-

La controversia nació al conocerse que el costo de la contratación supera por un 157 por ciento a lo que se venía pagando hasta el año anterior.

Recientemente se dio a conocer que el municipio contrató nuevamente el patio donde el Imdttm parquea los vehículos retenidos. La diferencia en los costos asombró a la ciudadanía por el aumento.

Según el secretario de gobierno municipal, Rafael Solano, este aumento nada tiene que ver con corrupción, sino que fue una medida tomada para salvaguardar la integridad de los vigilantes, puesto que antes no eran tomados en cuenta.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

“En las administraciones anteriores los honorarios de los vigilantes se pagaban de manera distinta a un compromiso laboral”, explicó el funcionario.

Los contratos realizados hasta el año anterior, tal como indicó Solano, no consideraban a los vigilantes y celadores del patio, donde deben cuidar y proteger todos los vehículos que el instituto retiene cuando comenten una infracción de tránsito.

“No se sabe exactamente quien pagaba los honorarios de los vigilantes. No habían las garantías que estamos brindando nosotros, el respeto a los empleados del patio del tránsito”, añadió Solano.

La ciudadanía, al conocer estas medidas y el diferencial en los costos, expresó a través de las redes sociales mensajes tanto de apoyo como en desaprobación de la contratación exorbitante, considerando que históricamente el Instituto de Tránsito Municipal ha sido objeto de denuncias por corrupción.