Estas son las tierras que Cerrejón ha rehabilitado en los municipios guajiros: Albania, Hatonuevo y Barrancas.
Estas son las tierras que Cerrejón ha rehabilitado en los municipios guajiros: Albania, Hatonuevo y Barrancas.
-Publicidad-

En los próximos 15 años que la empresa minera espera rehabilitar en La Guajira cerca de 9.600 hectáreas de tierra, que entran a formar parte de un corredor biológico (Wuinn Manna) de más de 25.000 hectáreas de bosque seco tropical, que actualmente fortalece la compañía, entre la Sierra Nevada de Santa Marta y la Serranía del Perijá.

La compañía cuenta en la actualidad con más de 32 millones de metros cúbicos de suelo almacenados, que conforman el banco de suelos más grande del país. Esta información sale a flote en el marco del Día Mundial del Suelo.

Desde inicios de la operación, la empresa ha conservado en condiciones óptimas más de 43 millones de m³ de los suelos de áreas donde ha realizado minería. De esta forma, dichos suelos han sido utilizados en el proceso de rehabilitación de más de 4.300 hectáreas de terrenos en donde se han sembrado dos millones de árboles nativos.

-Publicidad-

Un 34 % de las áreas rehabilitadas, que cuentan con más de 15 años de estabilización, hoy poseen características iguales o superiores a las que tenían inicialmente, albergando una amplia diversidad de especies asociadas al buen estado de los suelos, como bacterias, hongos, líquenes, hormigas y escarabajos, convirtiéndose en un generador de nutrientes para el crecimiento de la vegetación y buen estado de los ecosistemas.

“Los suelos son el sustento de la vida en la tierra. Contar con áreas saludables, como las que tenemos en Cerrejón, es de gran importancia para garantizar el crecimiento vegetal de las especies nativas, la mitigación del cambio climático, la seguridad alimentaria y la salud humana, así como para el buen estado y purificación de los cuerpos de agua”, afirmó Luis Madriñan, gerente de Gestión Ambiental. 

Asimismo, la compañía promueve la participación de las comunidades en la conservación y preservación del suelo y en la implementación de prácticas agrícolas y pecuarias sostenibles, a través del desarrollo de otras iniciativas como el programa de Sistemas de Producción Agrosilvo pastoriles, con el que transfieren tecnología a más de 150 personas de seis comunidades para el buen uso y manejo de la tierra. Adicionalmente, se han firmado acuerdos de conservación con comunidades, asociaciones y familias del territorio para la restauración y protección de ecosistemas amenazados.