El santuario Los Flamencos en Camarones estará cerrado hasta el 1 de marzo de 2024
El santuario Los Flamencos en Camarones estará cerrado hasta el 1 de marzo de 2024.
-Publicidad-
-Publicidad-

Hasta el 1 de marzo de 2024, Parques Naturales Nacionales extendió el cierre preventivo en zonas protegidas como el Santuario de Fauna y Flora Los Flamencos en el corregimiento Camarones, en Riohacha y el Parque Nacional Natural Macuira en la Alta Guajira, por el riesgo de incendios forestales por acción del ser humano que se puedan presentar debido al fenómeno de El Niño.

Esta determinación de Parques Nacionales se toma debido al aumento de la probabilidad de que vuelvan a ocurrir incendios forestales en las zonas protegidas; teniendo en cuenta la declaratoria del Gobierno Nacional.

Le puede interesar

-Publicidad-

Gobierno distrital verificó condiciones de los reclusos

Semillero de Embarradorcitos: cultivando la tradición para el futuro de Riohacha

Avanza reconstrucción del puente sobre el arroyo La Quebrá

Alcalde de Barrancas visitó hospital Nuestra señora del Pilar

En subestaciones de Uribia y Manaure se realizará mantenimiento este miércoles

A través del Decreto 0037 de 2024, el presidente Gustavo Petro declaró desastre Natural a nivel nacional por un término de 12 meses prorrogables hasta por un periodo igual, previa recomendación del Consejo Nacional de Gestión del Riesgo, al considerar que se requiere mayores acciones preventivas y de respuesta en la fase de alta intensidad del fenómeno de El Niño en la actual vigencia.

Otras zonas protegidas que mantendrán cierres preventivos son: Parque Nacional Natural Tayrona, Parque Nacional Sierra de La Macarena, Vía parque Isla Salamanca y otros 26 parques nacionales en todo el territorio colombiano.

Señala en el documento Parques Nacionales Naturales que esta decisión tomada también se suma a que hay una reducción a la oferta de agua para la biodiversidad de estas áreas. La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo, Ungrd elabora el plan de acción específico para afrontar la crisis climática provocada por el fenómeno de El Niño.