En varias zonas del departamento de La Guajira, se implementarán medidas de adaptación basadas en ecosistemas marinos y costeros, con el fin de mitigar la erosión costera en la península.
En varias zonas del departamento de La Guajira, se implementarán medidas de adaptación basadas en ecosistemas marinos y costeros, con el fin de mitigar la erosión costera en la península.

Así lo dio a conocer la Corporación Autónoma Regional de La Guajira -CorpoGuajira-, quien es una de las cuatro CAR del país seleccionadas por la alianza entre el ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y el Banco Alemán KFW, para la ejecución de estas medidas.

Este proyecto contempla la actualización del diagnóstico y zonificación de los manglares en sectores específicos de la península, los cuales son considerados una defensa fundamental ante esta problemática.

Samuel Lanao Robles, director General de CorpoGuajira, explicó que recientemente una comisión de la entidad realizó trabajos de reconocimiento en los corregimientos de Castilletes y Puerto López; en Uribia, con el fin de ultimar detalles y líneas de acción en los sectores donde se ha planteado la ejecución del proyecto.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

En varias zonas del departamento de La Guajira, se implementarán medidas de adaptación basadas en ecosistemas marinos y costeros, con el fin de mitigar la erosión costera en la península.Le apuntamos a reducir la vulnerabilidad socioeconómica de nuestras comunidades costeras, mediante ecosistemas resilientes, por medio de acciones de protección y conservación de estos manglares con encerramientos que faciliten su restauración natural, específicamente en la bahía Tukakas”, dijo el directivo.

El funcionario también precisó que los manglares son reconocidos por su función protectora contra la erosión costera mediante la estabilización de la tierra; adicionalmente contribuyen con la captura de carbono, son ricos en biodiversidad y se desempeñan como un filtro ante la contaminación. “Un aspecto fundamental de este ecosistema es su papel como barrera natural contra fenómenos naturales como los ciclones tropicales que se forman cada año entre los meses de junio a noviembre”, agregó.

Como parte de los trabajos ejecutados en la alta Guajira se llevaron a cabo diferentes encuentros y reuniones con las comunidades locales, para socializar el alcance del proyecto y las acciones en materia de conservación del ecosistema marinocostero, consolidadas por la Corporación.

Cabe anotar que, entre otras medidas propuestas, se destacan la señalización en tierra en el área protegida regional Sawairu y la provisión de estufas ecoeficientes para disminuir el consumo de leña de los manglares y ayudar al equilibrio ambiental en estas zonas.