Momentos cuando la tortuga va camino a su hábitat a reencontrarse con los suyos.
Momentos cuando la tortuga va camino a su hábitat a reencontrarse con los suyos.
-Publicidad-

Complacido se sintió el director de CorpoGuajira, Samuel Lanaos Robles con el gesto que tuvo el ciudadano del municipio de Manaure que decidió entregarle a la Policía la tortuga Carey.

«Tengo una gran satisfacción si tenemos en cuenta que la tortuga es una especie en vía de extinción y estamos llamados los guajiros a preservarla, esta vez con el apoyo de la Policía y el ciudadano de Manaure que decidió entregársela a la fuerza pública, fue posible a que ella regresara a su hábitat», indicó Lanaos Robles. 

Este ejemplar presentaba herida en una de sus aletas y perforaciones en su caparazón producidas por crustáceos. Ella es una hembra adulta de aproximadamente 50 kilogramos.

-Publicidad-
Samuel Lanao Robles
Samuel Lanao Robles.

La tortuga fue sometida a un proceso de valoración y curación por parte de funcionarios de CorpoGuajira, para su inmediata liberación dada sus condiciones generales que le daban autonomía.

El trabajo articulado entre comunidad, fuerza pública y la autoridad ambiental da mayores y mejores resultados cada día, logrando recuperar especies en peligro y disminuir su caza y comercialización, siendo este un delito tipificado por la normatividad ambiental colombiana.

La importancia ecológica de la presencia de estas especies en los diferentes ecosistemas ha llevado a ubicarlas en las máximas categorías de amenaza debido a la notable reducción de su población y el deterioro de sus hábitats, lo cual crea un desequilibrio en el territorio marino-costero, afectando los niveles de la cadena trófica.

En La Guajira existen varias especies de tortugas marinas: Tortuga verde (Chelonia mydas); tortuga Caguama, Cabezona o Gogo (Caretta caretta); tortuga Carey (Eretmochelys imbricata) y tortuga Canal o Laúd (Dermochelys coriacea).

-Publicidad-