Son más de 47 especies nativas las que se encuentran en el bosque seco de Cerrejón, que tiene una extensión de 10 hectáreas.
-Publicidad-
-Publicidad-

En su primer censo el bosque seco tropical ubicado en la mina de Cerrejón, tiene más de 17.000 plantas de más de 47 especies nativas, algunas de las cuales cuentan con algún grado de amenaza. Este laboratorio lo viene desarrollando la empresa minera junto con el Instituto Humboldt.

Luis Madriñán

Este trabajo es el único gestionado por una empresa privada en Colombia, cuenta con una extensión de 10 hectáreas y ya se encuentra arrojando información de gran utilidad para la gestión y conservación del bosque seco en el país, uno de los más amenazados y menos estudiados en Colombia.

“En el marco de la celebración del Día de los Bosques, empezamos a ver los resultados del primer inventario realizado en la megaparcela permanente. Nos alegra saber que nuestra gestión ambiental va a fortalecer la investigación sobre la dinámica, importancia y funcionamiento de estos ecosistemas estratégicos”, manifestó Luis Madriñán, gerente de Gestión Ambiental de Cerrejón.

-Publicidad-

Cerrejón alberga uno de los remanentes más importantes y mejor conservados de bosque seco tropical en el país, lo cual permitirá estudiar sus particularidades, manifiesta Madriñán.

Roy González

“La megaparcela permanente de 10 hectáreas que hemos venido implementando en La Guajira con Cerrejón, es una de las iniciativas más potentes que tenemos como país para aportar con la generación de conocimiento», afirmó Roy González, investigador del Instituto Humboldt.

En este momento estamos finalizando la fase de implementación y contamos con el primer censo de más de 17 mil individuos de árboles y lianas que corresponde a 102 especies de plantas de las cuales, 21 se consideran registros nuevos para La Guajira, aseguró el funcionario del Instituto.

En Colombia existe una red de monitoreo de bosque seco tropical con múltiples parcelas permanentes establecidas en todo el territorio, dentro de las cuales 15 tienen un tamaño de una hectárea y cerca de 80 parcelas son de 0.1 hectáreas.

La inclusión de la parcela de monitoreo de gran tamaño permite tener un mayor conocimiento de los patrones a una escala de ecosistema y de paisaje que permitirá obtener información científica para hacer comparaciones con otras parcelas establecidas a nivel mundial, nacional y regional.

-Publicidad-