Hoy es una tierra totalmente rehabilitada
Hoy es una tierra totalmente rehabilitada.
-Publicidad-

Después de varios años de trabajo, la multinacional Cerrejón ha demostrado estar capacitado para convertir antiguas zonas mineras en reservas de bosque seco tropical. Este territorio pertenece en los límites de los municipios de Hatonuevo y Barrancas.

Desde inicios de sus operaciones, antes de que fuera una exigencia legal en el país, la compañía ha rehabilitado de forma exitosa más de 4.300 hectáreas de tierras donde anteriormente se realizaba minería a cielo abierto.

Así comenzó el trabajo de la adecuación de suelos
Así comenzó el trabajo de la adecuación de suelos.

La zona de EWP es un claro ejemplo de cómo se transforma una antigua operación minera en un área restaurada, gracias al retrollenado de un tajo, que alcanzó los 230 metros de profundidad, y que tras la siembra de árboles nativos y de especies amenazadas hoy se está convirtiendo en bosque seco tropical. El 26 de octubre de 2020, Cerrejón alcanzó la siembra de 2 millones de árboles.

-Publicidad-

“Estamos comprometidos, con diferentes programas, en la protección y restauración del bosque seco tropical, uno de los ecosistemas más amenazados y menos estudiados del mundo, y del cual, en Cerrejón gracias a los programas de conservación ahora albergamos una de las reservas más grandes del Caribe Colombiano”, afirmó Luis Madriñan, gerente de Gestión Ambiental de Cerrejón.

La rehabilitación de tierras es una de las iniciativas que adelanta la compañía para fortalecer la conformación de un corredor biológico de más de 25.000 hectáreas entre la Sierra Nevada de Santa Marta y la Serranía del Perijá, en el cual, junto con las comunidades, se sembrarán más de 8 millones de árboles nativos.

Producción de material vegetal que después fue sembrado para poblar la tierra que fue objeto de intervención minera.
Producción de material vegetal que después fue sembrado para poblar la tierra que fue objeto de intervención minera.

Este proyecto contribuye a la protección de áreas protegidas del departamento de La Guajira, siendo una prioridad para asegurar la conectividad entre los ecosistemas de la región y lo hace con un 9 % a la meta que tiene el Estado colombiano de restaurar 260.000 hectáreas de bosque seco tropical en los próximos 10 años.

Cerrejón mantiene su compromiso con la protección del medio ambiente en La Guajira: Promoviendo la investigación de la biodiversidad de la región a través del establecimiento del primer laboratorio de bosque seco tropical del Caribe Colombiano de la mano del Instituto Humboldt.

Contribuyendo con la declaratoria de más de 60.000 hectáreas de áreas protegidas en la región y de la primera reserva privada de la sociedad civil Reserva Mushaisa – Santa Helena para la conservación de 1.976 hectáreas.

Gracias a su gestión, se pueden destacar indicadores importantes como que el jaguar ha regresado a La Guajira y se han identificado más de 8 individuos, a los que se les suman otras 600 especies entre mamíferos, reptiles, anfibios, insectos, peces y aves que habitan en el corredor.

Durante los últimos 13 años en su Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre ha rescatado 47.654 animales y 10.085 recibieron atención veterinaria. De igual forma entre 2019 y 2020 se han liberado 1.800 tortugas hicoteas y 22 babillas juveniles.

-Publicidad-