Sigue creciendo la familia de caimanes de Aguja en el Centro de Rehabilitación de Fauna de Cerrejón, con la producción 30 huevos, que pronto se convertirán en individuos.
Sigue creciendo la familia de caimanes de Aguja en el Centro de Rehabilitación de Fauna de Cerrejón, con la producción 30 huevos, que pronto se convertirán en individuos.
-Publicidad-
-Publicidad-

30 huevos de caimán Aguja, recolectados en las instalaciones del Centro de Rehabilitación de Fauna de Cerrejón, dentro de su programa de conservación de la biodiversidad, pasarán ahora a la fase de incubación en un lugar acondicionado para ello, donde serán monitoreados y resguardados de las altas temperaturas, la deshidratación y la exposición a depredadores.

Lo anterior, con el fin de llevar a la mayoría de ellos a buen término y que se puedan sumar a los 6 que nacieron a mediados del año pasado y que en este momento están en la fase final de evolución, previa a su liberación.

Relacionado: Nacen caimanes aguja en el centro de fauna de Cerrejón

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Con este programa queremos ir más allá de liderar el proceso reproductivo de esta especie vulnerable a la extinción. Nuestro objetivo es también, sensibilizar habitantes locales para proteger a esta especie y que entiendan su importancia biológica y cultural. Este es un logro para la biodiversidad de La Guajira pues la genética de estos caimanes es única en el mundo”, afirmó Luis Madriñan, gerente de Gestión Ambiental de Cerrejón.

Sigue creciendo la familia de caimanes de Aguja en el Centro de Rehabilitación de Fauna de Cerrejón, con la producción 30 huevo, que pronto se convertirán en individuos.Las crías que se desarrollen de manera exitosa, permanecerán en el Centro de Rehabilitación de Fauna hasta alcanzar la talla y peso adecuados para su posterior liberación. La idea es llevarlos hasta que alcancen, al menos, un metro de longitud. En el Centro contamos con una pileta especial sometida a un tratamiento de salinidad, para acostumbrarlos a las condiciones bióticas de los manglares donde serán liberados en Bahía Portete”, manifestó Carolina Polo Maldonado, veterinaria de la Fundación Omacha.

Es de resaltar que este es un proyecto pionero en el departamento y se adelanta como respuesta a la disminución de la población de caimanes aguja en La Guajira, con el objetivo de promover el repoblamiento de esta especie en zonas estratégicas del Parque Natural Nacional Bahía Portete.