El río Cañas sigue saliéndose de su cauce y por eso Corpoguajira decide intervenirlo para salvaguardar a la población que habita en la rivera del afluente. Foto de Mapio.net
El río Cañas sigue saliéndose de su cauce y por eso Corpoguajira decide intervenirlo para salvaguardar a la población que habita en la rivera del afluente. Foto de Mapio.net
-Publicidad-

Para evitar que el afluente continúe generando inundación en el corregimiento de Mingueo, la autoridad ambiental de La Guajira, determinó intervenirlo.

En ese sentido, comenzaron los trabajos en ambas márgenes del río en el corregimiento de Mingueo y sectores aledaños permitirán proteger a barrios y fincas de efectos de crecientes y la erosión.

-Publicidad-
-Publicidad-

El río Cañas a su paso por el corregimiento de Mingueo y hasta su desembocadura en el mar Caribe, viene presentando desde hace varios años divagaciones en el cauce que han afectado notoriamente a esta población y los terrenos aledaños a su margen.

Durante las épocas de invierno se presenta socavación lateral en los taludes y acumulación de sedimentos gruesos en ambas orillas, adicionalmente, con las crecidas y por la presencia de material vegetal en el cauce, se registran también inundaciones en los predios ubicados en ambos lados del cuerpo de agua.

El río Cañas sigue saliéndose de su cauce y por eso Corpoguajira decide intervenirlo para salvaguardar a la población que habita en la rivera del afluente. Foto de Mapio.netTeniendo en cuenta la problemática que se presenta con cada temporada invernal en este sector del departamento, la Corporación Autónoma Regional de La Guajira, iniciará obras de control de erosión, excavación, relleno y limpieza de cauce que permitirán recuperar la geomorfología fluvial del rio Cañas en el sector aledaño y aguas abajo del casco urbano de Mingueo, lo cual reducirá la divagación y el socavamiento y por ende los estragos causados por las inundaciones.

La dinámica del río Cañas ha mostrado en los últimos años un cambio y degradación, como consecuencia de fenómenos antrópicos que han desencadenado en mayor aporte de sedimentos al cauce, nuevas formas y procesos como cauces abandonados, deltas de ruptura de diques, canales de desbordamiento y drenaje, lagunas temporales y playas.

Esta degradación creciente refleja un empeoramiento en las condiciones de conservación de la cuenca media y alta, pero también en la cuenca baja, donde para defenderse de las inundaciones, algunos propietarios construyen diques que desvían e incrementan la inundación hacia otros sectores.

De igual manera, la construcción de espolones y muros en gavión dentro del cauce, ha generado nuevos problemas, como es el caso del socavamiento de los taludes en la terraza de Mingueo, proceso que ha acabado parte de varios lotes ribereños amenazando, en algunos casos, las viviendas.