Corpoguajira
adelanta acciones para recuperar los humedales, 
mejorar el hábitat urbano y mitigar los efectos del cambio climático.

Esta conmemoración
fue adoptada en 1971 por la Convención Mundial de los Humedales en Rasmar
(Irán), con el fin de adelantar acciones a nivel mundial,  que permitan la conservación la de los
humedales y sus recursos.
Foto de la Laguna
Washington en Maicao

La Guajira posee más
de 30 humedales que favorecen la mitigación de inundaciones y la erosión
costera. Este importante ecosistema se constituye en hábitat de varias especies
de flora y fauna, además recibe cada año gran cantidad de aves migratotias.
Entre los más importantes se encuentran La Laguna Salá, Pántano de Tomarrazón,
Laguna Washington, Humedal de Cañaverales, Laguna de Camarones, Laguna Grande y
la Ciénaga de Buenavista.
Actualmente estos
ecosistemas enfrentan diferentes amenazas antrópicas que ponen en peligro su
dinámica, razón por la cual Corpoguajira inicio los trabajos que
permitirán  la implementación del
programa de convivencia ambiental para la conservación de los humedales Laguna
Salá, Esperanza, Bocagrande, 31 de octubre, Las Mercedes  (Riohacha) y la laguna Navío Quebrado
(Camarones).
Esta iniciativa,
liderada por la Coordinación de Educación Ambiental de Corpoguajira, obedece a
que los cuerpos de agua son utilizados por quienes residen en sus alrededores,
para depositar basuras y residuos que no son recogidos por el sistema de
recolección formal de la ciudad.  Como
parte de las labores, la comunidad participa en 
jornadas de capacitación, labores de limpieza, aseo comunitario y
actividades lúdicas,  para generar un
cambio de actitud que permita la conservación de este ecosistema.