Las opiniones expresadas en las columnas de opinión son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición oficial de laguajirahoy. Escríbale al autor a [email protected].


-Publicidad-
-Publicidad-

El modelo de alternancia académica, es un esquema realizado por el Gobierno Nacional y el ministerio de Educación, el cual fue puesto a consideración de las autoridades territoriales, directivas docentes, maestros y padres de familia, que tiene como finalidad, la continuidad de clases presenciales de los estudiantes en cada uno de los centros educativos, combinado con actividades que deben desarrollarse desde la casa.

Siguiendo las directrices del Gobierno Nacional y el ministerio de Educación este primero 1 de agosto, un porcentaje de los estudiantes de planteles educativos, jardines infantiles, y universidades tanto públicas como privadas, podrán continuar realizando sus clases de manera presencial y el otro porcentaje podrá hacerlo desde su casa. Ahora, esto puede suceder, si los alcaldes, gobernadores y padres de familia lo autorizan.

Palabras más, palabras menos, lo que dice la Ministra y el Presidente es que con la alternancia se busca garantizar el bienestar físico y emocional de los niños, niñas y jóvenes de la comunidad educativa, sin darse cuenta que en realidad, están poniendo en riesgo la vida, la salud física, mental y social de los estudiantes y el personal docente, debido a la pandemia que estamos viviendo y que aún no anuncia llegar a su final.

En este momento, ha dicho la (OMS) Organización Mundial de la Salud y hasta el propio presidente Iván Duque, que debemos aumentar las medidas de restricción y protección ya que la pandemia ocasionada por el SARS-CoV-2 se encuentra en su pico más alto y debemos evitar su propagación. Estando así las cosas, ¿Por qué pretenden reanudar las clases presenciales y exponer al contagio a los profesores y los estudiantes?

Si aterrizamos el tema del esquema de alternancia en los municipios de nuestro Departamento de la Guajira, claramente puedo afirmar que no se puede poner en marcha dicho proyecto, debido a que es imposible cumplir con los requisitos y parámetros necesarios para dar inicio al modelo que estamos haciendo referencia, ya que se estarían violando los decretos que exigen el distanciamiento social preventivo y obligatorio debido a que la mayoría de las instituciones no cuentan con las adecuadas instalaciones para garantizar el distanciamiento entre estudiantes.

Mirándolo desde el punto de vista de todo el personal docente, hay muchos profesores que padecen alguna patología o enfermedad respiratoria, por lo cual sería imposible presentarse al aula de clases a impartir a sus estudiantes las actividades académicas ya que este tipo de personas son las que presentan un mayor riesgo de contagio. Un docente que padezca de cualquier patología o enfermedad respiratoria, y sea contagiado por el virus que hoy nos tiene confinados, mejor no hablemos de las consecuencias.

Desde el punto de vista de los padres de familia y los estudiantes, habrá algunos padres y muchas madres que decidirán enviar a sus hijos(as) al colegio, bien sea porque no conocen a plenitud el riesgo que están corriendo, porque sus hijos(as) no tienen acceso a internet lo cual les impide desarrollar las actividades académicas, porque tener a los niños(as) en la casa, les representa mayor ocupación en las actividades domesticas, laborales y estudiantiles etc.

Teniendo en cuenta que en este momento es indispensable y obligatorio cumplir los protocolos de bioseguridad para no ser víctimas de la covid-19, ¿Cuál será el protocolo que deberán cumplir los docentes y los estudiantes en el momento que se ejecute el esquema de alternancia? Es una pregunta a la que solo Dios podrá darle respuesta, porque si son los médicos quienes cumplen en sentido estricto el protocolo de bioseguridad debido a la labor que desempeñan y están contagiados, nada que decir para los docentes y principalmente los estudiantes que en muchos casos, no cuentan con la solvencia económica para adquirir los elementos necesarios y cumplir con los protocolos.

A manera de conclusión, el objetivo del esquema de alternancia en la educación es darle inicio a una nueva normalidad académica, pero por encima de este objetivo, está la salud de los estudiantes y docentes. El esquema de alternancia debe ser puesto en marcha, pero no en este momento en el que el número de contagios asciende desmesuradamente. De igual forma, se debe replantear la manera como se evitará poner en riesgo la salud de todas las personas.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here