Cañaverales, esta es tu oportunidad de desarrollo…

Juan Sebastián Otero
Juan Sebastián Otero
Ingeniero geólogo y activista social, joven comprometido con La Guajira, opino objetivamente sobre temas políticos y ambientales.

La consulta previa es el derecho que le da el estado a las comunidades étnicas a ser consultadas antes de llevar a cabo cualquier tipo de proyecto sobre su territorio, ya sea minero, de extracción de hidrocarburos o de infraestructura.

En Cañaverales están a punto de abrir una mina de carbón a cielo abierto y en el área de influencia existen 9 consejos comunitarios que la ley obliga a que sean consultados para que se le pueda otorgar la licencia ambiental a la empresa encargada del proyecto.

Para hablar de esto es importante aclarar que la minería es una actividad que no se puede frenar, es inherente a casi todo lo que utilizamos en nuestro diario vivir, desde el teléfono que tenemos en la mano, hasta la energía eléctrica que llega a nuestras casas, casi todo tiene que ver con la minería.

Este proyecto de Cañaverales ha dado mucho de qué hablar los últimos años, pero más por la desinformación que gira en torno a él. De los 9 consejos comunitarios en la zona, 8 ya aceptaron el proyecto y finalizaron su etapa de protocolización, ellos contaron con un aporte económico por parte de la empresa para contratar una asesoría externa que los ayude a entender los documentos que se les suministraron, pero hay uno que está en desacuerdo con la idea de tener una mina en su territorio.

Ese consejo es el denominado ‘Los Negros de Cañaverales’, ellos no quisieron asistir a las reuniones convocadas por el ministerio del interior para el proceso de consulta y socialización del proyecto, después de 7 convocatorias y toda la disposición de la empresa a exponer los impactos. Se tomó la decisión de aplicar un test de proporcionalidad, amparados en la directiva presidencial 8 de 2020, donde se cierra el proceso de consulta por 3 causales, basados en el causal ii, el cual dice que se puede culminar “por inasistencia de las autoridades representativas, una vez agotado los procedimientos de convocatoria establecidos”.

La tergiversación y desacreditación de la empresa difundida por algunos miembros de ese consejo comunitario y unas entidades que los están asesorando han llevado a que se satanice el proyecto, quitándole las oportunidades de desarrollo y de empleabilidad que puede tener este territorio.

Un departamento donde el desempleo es cada vez mayor, donde nuestra gente vive prácticamente en la miseria, atacar a este tipo de empresas que vienen a generar progreso causa mucha tristeza, La Guajira le debe mucho a la minería, acá hay muchos jóvenes que salen a prepararse profesionalmente con la intención de venir a poner sus conocimientos a disposición de la tierra que los vio crecer y este tipo de oportunidades que se presentan hay que aprovecharlas.  

Si tú te dejas llevar por las falacias que dicen de este proyecto, es muy probable que te inclines por mostrarte en desacuerdo, pero cuando te das la oportunidad de acercarte a la empresa, escuchar su punto de vista, lo que vienen haciendo por la comunidad y los resultados del estudio de impacto ambiental, puede cambiar tu punto de vista.

Cañaverales y toda esa región es una zona muy productiva, con enormes riquezas, tantas como para convertirse en una potencia agrícola y agropecuaria, dialogando con personas del área de influencia del proyecto he corroborado que la empresa ha apoyado muchos proyectos productivos y que los habitantes están convencidos de que este proyecto no cambiará la vocación productiva de la región.

La discusión más importante alrededor de esto, es la afectación que pueda tener el manantial de cañaverales, un afloramiento de agua que causa emoción solo al verlo, es una muestra de cómo la naturaleza puede ser perfecta. Según estudios realizados por una empresa especialista en hidrogeología, la actividad minera no pondrá en riesgo este manantial, ni su zona de recarga. Incluso se habla de una póliza que asegurará la preservación y conservación de dicho manantial.

Me gustaría que toda persona que se opone al proyecto se diera la oportunidad de estudiar a fondo los impactos ambientales, hace unos días se aprobó el acuerdo de Escazú, el cual le brinda la oportunidad a cualquier ciudadano a conocer cualquier tipo de información relacionada con temas ambientales, como el estudio de impacto ambiental que presentó esta empresa ante la ANLA para solicitar su licencia.

Últimas noticias

Artículos relacionados

Arrastre para mover

Ir al sitio