Las opiniones expresadas en las columnas de opinión son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición oficial de laguajirahoy. Escríbale al autor a [email protected].


-Aviso-
-Publicidad-

Si las personas actualmente no pueden referirse a un valor común, reconocido por todas en cada una de ellas, entonces las personas serán incomprensibles para ellas mismas; pues los tiempos modernos se abren con gran estruendo de murallas antiguas derrumbadas .Y esa vieja sentencia romana: Dura Lex, Sed Lex; al igual que el aforismo Durum est ,Sed eta Lex Scripta est  –Es duro pero así fue redactada la ley–, obligatoria contra todas las personas, caerán con ese derrumbamiento. Y así mismo en un sentido subjetivo la facultad, Lex Ius Regula que el poder jurídico confiere a un derecho, en cualquier momento será moderada.

Al referirme en esos términos rigurosos, debo con urgencia hacer el esfuerzo para que se sepa con claridad lo que quiero decir. Comenzaré por recordar las primarias definiciones en forma elemental de lo que es Derecho, Deber y Justicia. Así debo considerar que el derecho es Objetivo, cuando lo conforman un conjunto de normas amparadas en la ley; es Subjetivo cuando la persona está frente a la norma y Natural es el que emana de la naturaleza de la persona. En tanto que justicia es la constancia y perpetua voluntad de dar a cada uno su derecho. A mi modo de ver existe una confusión en la práctica entre el derecho y el deber; así como también frente a la justicia.

Para tal efecto diré que los derechos son todos los mecanismos legales que protegen a los ciudadanos; en tanto que los deberes son las obligaciones que deben cumplirse para ejercer sus derechos. Tanto los derechos y los deberes se crean para procurar la estabilidad entre todos los ciudadanos. De allí por algo se dice: «el derecho sin la fuerza es la impotencia, pero la fuerza sin el derecho es la barbarie».

Según la declaración de los derechos humanos de las Naciones Unidas, estos derechos son esenciales para el desarrollo de las comunidades. Conforme esta entidad de carácter mundial, los Derechos Humanos son importantes porque reflejan las normas necesarias para que las personas puedan vivir con dignidad; brindandole el derecho a escoger cómo quieren vivir, cómo expresarse y qué clase de gobierno quieren apoyar. Esas ideas fueron las bases de la leyes en sociedades desarrolladas como Grecia y Roma centradas en doctrinas morales y religiosas.

La Declaración de Derechos Humanos, establece que ninguna persona debe ser sometida a tratos injustos o inhumanos, que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos, como el derecho a la vida, a la seguridad y a la libertad. Así mismo específica valores de tolerancia, respeto e igualdad que pueden ayudar a reducir los temores y presiones que ocurren en forma ocasional en la sociedad.

La actitud del agente patrullero Ángel Zúñiga Valencia no me causó extrañeza —no se puede aplicar el criterio de obediencia debida— a un civil, ya que el concepto de Justicia es aplicado en diferentes maneras y desempeños, y es lo que puede en su valeroso actuación, considerarse una justicia atributativa, que es aquella que se aplica por voluntad, gratuidad, humanidad  y más que todo por deber, razón y necesidad. Y allí en ese acto de desobediencia, sin duda alguna, existe un claro dilema: «En caso de conflicto entre la justicia y el derecho, prevalece la justicia».

Los derechos universales son indivisibles y permiten que todo ser humano sin excepción alguna, tenga acceso a ellos, por ser derechos naturales inherentes a todo ser humano, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, organización racial, etnia, color, religión, o cualquier otra condición interrelacionada de adaptación en una forma u otra.

El derecho vigente en Colombia es el derecho positivo, porque es fuente de la historia del derecho. Por eso una denuncia funcional, que se acomode a la diversidad de opiniones y personas, tiene mucha relación con los derechos humanos; para evitar que el poder se concentre en manos de unas pocas personas y con esto surjan abusos y atropellos. No hay que olvidar que » No existe mayor injusticia que aquella que se ejerce amparándose en leyes injustas». Y mucho menos que la propiedad privada debe cumplir una función social.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here