¿Qué se sabe de la Ungrd?

Arles Antonio Peláez Solano
Arles Antonio Peláez Solano
Abogado, especialista en Derecho Probatorio, laboró como Fiscal Local durante 25 años y fue Defensor Público, fue profesor del colegio Remedios Solano de Barrancas. En la actualidad es litigante.

Antes de responder el interrogante que encabeza este escrito, resulta imperioso hacer las siguientes reflexiones. De verdad, no es nada fácil escribir sobre la Unidad Nacional de Gestión de Riesgos y Desastres; en nuestro país, mas del 70 % de la población no conocía de la existencia de esta, menos que a través de dicha unidad se manejan fondos de la Nación sin ningún tipo de control.

Además, que su manejo es de los puestos burocráticos más peleados de los gobiernos de turno, esto dado a que no están sometidos a las leyes de contratación estatal, simplemente porque se trata de políticas para atender lo que en su nombre indica, es decir, Desastres y Riesgos que son inminentes o inmediatos.

En el gobierno actual, del cual votamos con una esperanza de que efectivamente las malas prácticas políticas que se habían encriptado en nuestro país por muchos lustros, por lo menos se amainarían un poco; teníamos esa esperanza y optamos por creer que ‘aún’ se puede enrumbar o redireccionar en estos dos años que le faltan por terminar su periodo. Porque sorpresivamente desde su posesión, lo que hemos visto, es que esa oportunidad esperanzadora se ha rodeado con los mismos que han gobernado a este país, dejando sin justificación el lema de ‘Cambio Total’, siendo este un largo tema que no alcanzaría la lista para mencionar cada gesto político que lo único que ha tenido de izquierda es la mano.

Pero retomemos el tema que nos ocupa, se sabe de una nueva dirección de la Ungrd, el cual es Carlos Alberto Carrillo Arenas, quien tomó posesión el día 11 de marzo del presente año, dado a los múltiples escándalos que se presentaron con ocasión a unos sobrecostos de muchos contratos en esta Unidad, ocasionado por los que el propio presidente había designado para dirigir esta Unidad en la anterioridad. Entre estos escándalos, el de los carrotanques de La Guajira, dizque para abastecer y solucionar el problema del agua a la población indígena de la Alta y Media Guajira, los cuales quedaron parqueados en una base militar en el Municipio de Uribia, luego de hacer gala con bombos y platillos por toda la calle primera de la Capital indígena.

Este escándalo y muchos otros, le costó la cabeza al entonces director Olmedo López y a su subdirector Esneider Pinilla, problema jurídico en el que ambos buscaron de abogados a los Hermanos. Moreno, es decir, Gustavo y José Luis, el primero muy famoso y conocido como el zar del cartel de la toga, quien fuese condenado por corrupción tanto en los EE.UU como en Colombia, pues este que representa los intereses del exdirector Pinilla, en busca de un principio de oportunidad para su representado, presentó una matriz, a través de la cual, a cambio del otorgamiento de los beneficios pretendidos se comprometiera a develar la red de corrupción, que dio traste a la compra de los ya mencionados carrotanques.

De tal suerte comenzó por vincular al presidente del senado Iván Name, a quien, según su decir, le dieron 4.000 millones de pesos a través de la exconsejera presidencial Sandra Ortiz, también vinculado el presidente de la Cámara de Representantes, el liberal Andrés Calle, a quien supuestamente el mismo Esneider Pinilla le entregó la suma de 1.000 millones de pesos en su apartamento en Montería.

De ahí en delante se han develado una cantidad de personajes del ámbito Nacional, como la figura de un Senador Conservador externo a nuestro departamento, que en los comicios sacó en La Guajira un aproximado de veinte mil votos. También se vincularon congresistas de la región y políticos de reconocidos que no vale la pena volver a mencionar.

De todo esto nos surgen unos interrogantes, 1° ¿Por qué? o más bien ¿a quién complacía el presidente cuando designó a estas personas para dirigir a la Ungrd? o ¿a cambio de qué? 2° ¿Por qué organismos como la Corte Suprema de Justicia y la Fiscalía General de la Nación, no han dado curso a las investigaciones que son de su porte, si el nuevo director Carrillo Arenas, ha tenido la suficiente valentía para denunciar este caso y muchos más de los cometidos en esta oficina? ¿Por qué el nombramiento del nuevo director es demandado por una persona de izquierda cercano al exalcalde de Medellín, que se esconde por la parte actora? 4° ¿Por qué el presidente no pensó en este personaje de talante desde el principio, sino que esperó a que se suscitaran escándalos como los anteriormente mencionados?

Ante esta columna se conoció que el presidente de los colombianos en misiva dirigida por la FGN, pidió que se desatendieran del principio de oportunidad que tanto el exdirector como el exsubdirector de esa unidad pidieron a través de sus apoderados, a cambio de develar a los implicados en este entramado de corrupción, como también pidió que devolvieran los dineros extraviados.

Para terminar, se destacan los buenos oficios del señor Carrillo Arenas como director de la Ungrd ¡siga adelante, señor director!, que a los árboles que dan frutos son a los que más piedra le tiran.

Últimas noticias

Artículos relacionados

Arrastre para mover

Ir al sitio