Las opiniones expresadas en las columnas de opinión son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición oficial de laguajirahoy. Escríbale al autor a [email protected].


-Aviso-
-Publicidad-

Leyendo la columna de la compañera Docente, Emilce Beatriz Sánchez Castellón, excelente la recomiendo. La discriminación: Forma de exclusión y maltrato.

Nos recuerda esta prolífica escritora, la deuda social que tenemos con nuestros indígenas y la comunidad afrocolombiana. Quiero aprovechar esta tribuna para reparar y curar a todos los miembros de estas comunidades para pedirles perdón como docente de escuela, universitario, funcionario público, si en algún momento con la palabra o gesto los haya ofendido. la mejor forma de reparar, es generar espacios de perdón y creando cambios de actitud.

Prometo un cambio de actitud, de reconocimiento de derecho, porque confieso que nos hemos formado culturalmente recibiendo mensajes ofensivos, agresivos, discriminatorios que hicieron parte de nuestras realidades.

Recuerdo una de un dueño de una tienda, cuando llegaban a buscar decía “es gente o es indio“ denigrando a no considerarlos ni siquiera persona, frases como, “ el negro ese me salió flojo” , eran las expresiones de los potentados en nuestra región que los compraban desde Cartagena.

Traqueto de respeto debía comprar su negro y tratarlo como un esclavo sin derechos, y entre más afros tuviera, subía de estatus. Inclusive era un indicador de riqueza. En esos años fueron muchos los muertos de familias enteras de este grupo étnico y enterradas para no pagarles sus honorarios. Así mismo cuántas mujeres indígenas violadas y abusadas.

Mi llamado es a toda la sociedad civil para propiciar escenarios de reparación y perdón en todos nuestros entornos para curar a estos hermanos planetarios y desde las escuelas, universidades, organizaciones, comunidad y dirigencia política crear espacios de reconciliación.

Nos hemos hecho daño como sociedad y quiero empezar por mí, para cambiar estas realidades. Desde las aulas de clases, generar espacios de reflexión donde se propicie cambios de pensamientos en contra de la discriminación y el abuso. Así deberíamos hacerlo desde diferentes contextos. En acción de reparación.

Tenemos que romper con esos códigos culturales discriminatorios. Gestos, insultos, expresiones cotidianas. Como: (ese indio no entiende), (la educación no es para los negros), ignorantes de la historia, no conocieron a, Martin Luther King, Benkos Biojo. Luis A. Robles, o líderes indígenas como Estercilia Simanca, Vicenta Siosi, Guillermo Ojeda Jayariyu. Destacados defensores de los derechos humanos.

Haciendo esta columna, los medios informan, que una niña embera de 13 años fue violada por unos militares, sin que se le haya dado el despliegue periodístico que amerita y la denuncia pública de indignación, por parte de la dirigencia, esto acrecienta más el daño a nuestras comunidades, por eso este llamado a todos los medios de comunicación para que se lidere esta campaña por la reparación y recuperación de la dignidad de nuestros indígenas y afros para calmar esta cadena de odios que estamos generando.

Sería imposible tener paz en nuestro país, si estamos incitando esta violencia permanente a estas comunidades. El llamado es para que nuestros hogares, territorios sean laboratorios de paz y reconciliación, donde la condición de persona se respete, queremos niños y jóvenes que se indignen si delante de ellos sucede cualquier tipo de abuso o maltrato.

Si propiciamos la empatía social y asertividad, podríamos crear una consciencia solidaria, para enfrentar esta problemática. Porque solo una persona que se coloca en el lugar del otro, para entender su sufrimiento y dificultades, además expresa de forma racional sus emociones sin maltratar a nadie, nunca vulneraria derechos.

Como lo expresa Fernando Savater, en su libro Ética para amador, el mejor principio de convivencia es ”tratar al otro como te gusta que te traten a ti”.

Quiero utilizar las palabras de Gandhi “si quieres cambiar el mundo empieza por ti “ hoy quiero dar ese primer paso e invito a todos mis amigos, colegas Docentes, líderes sociales, dirigentes Políticos, comunidad a dar este gran paso de pedir perdón y cambiar de actitud para obtener ese mundo mejor.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here