Las evidencias de las miles de páginas que dejó José María Crespo, esperando que fueran publicadas. En ellos reposa historia valiosa de San Juan del Cesar y el resto de La Guajira.
-Publicidad-

*La siguiente crónica fue realizada en vida del señor José Crespo, quien falleció el 31 de agosto de 2020.

Crespo Plata, nació el 24 de noviembre de 1938 en San Juan del Cesar. Sus estudios primarios iniciaron en la escuela que hoy lleva por nombre Rafael Celedón y en el colegio San Juan Bautista que dirigía el Míster Enrique David Brito cuando en ese entonces era el Departamento del Magdalena.

Del 56 al 59 continuó sus estudios de bachillerato, en el colegio Loperena y en 1960 culminó la secundaria, en Sabanalarga, Atlántico, con muy buenos amigos, como es el caso de José Llinás Redondo, exrepresentante a la Cámara en el año 1994 y de Carlos Rodado Noriega, exministro de Minas y Energía, exgobernador del atlántico y exrepresentante a la Cámara en el año 1986.

-Publicidad-

En 1966, José María Crespo se graduó de Ingeniero Civil y en su calendario, ya contempla 50 años como profesional, -“donde ni siquiera el municipio ha tenido la amabilidad de reconocérmelos”- baja su voz.

-Venga- me dice. Sigo sus pasos y me muestra un arrume de hojas, ¿Qué tal si fueran solo arrume de hojas? No, en esas 1000 páginas impresas, José María Crespo condensa hitos significativos de la historia del Departamento de La Guajira, investigados por más de 11 años y escritos sin desperdiciar un día.

Vuelve y se levanta, escucho en el fondo a Diomedes Díaz. Cerca de donde estamos llega su señora y apaga la grabadora- “para que se escuchen mejor” dice-. Atraída por la conversación, Ladis López se queda con nosotros.

Crespo enseña los recuadros que tiene colgado en su pared, allí se encuentra un mosaico de la promoción de hace 50 años y de todos sus compañeros, señala al hermano de Gabriel García Márquez: Jaime García. Se transporta en sus recuerdos y relata el momento en que Jaime le presenta a su esposa: -te presento a mi marida- risas.

Excatedrático del Infotep, expresidente del CAI cuando se manejaba la parte social de los niños desamparados, en el año 1982; expresidente de directorios políticos, exlíder de debates políticos y obras sociales. Docente e Historiador, exsecretario de Obras Públicas del Cesar en los años 1968-1969; pionero de la construcción de la carretera de la Troncal del Caribe, exdirector seccional de Infopal, La Guajira, en el año 1971 e Ingeniero de vías del departamento. Este Historiador cuenta con todos los requisitos para que el pueblo de sus entrañas, antes de morir, le reconozca lo que por muchos años ha hecho por el municipio.

Pero ¿Cuáles son las obras de este Ingeniero con alma de historiador?

Aquí hice una cantidad de obras como ponerle agua a los barrios 20 y 16 de julio, pero jamás han mencionado el nombre de José María Crespo como parte del desarrollo de este municipio, –señala con su dedo índice arriba-. El día en que lo baje, será porque San Juan al fin, después de muchísimos años, lo ha reconocido como hijo ilustre.

También estuve de interventor del acueducto, pero por temas políticos tocó retirarme…

-Y ahora que menciona la política, ¿qué piensa de la corrupción en el departamento?

Uno está aislado, los alcaldes y gobernadores siempre están dentro de un cartel para hacer adjudicaciones de los contratos. Usted no ve un guajiro allí, los profesionales guajiros no existen, da hasta pena decir que uno es guajiro por la discriminación que se ejerce contra los profesionales de nuestra región y eso lo he sufrido yo, por tantos años. Tengo 52 años de ser Ingeniero y he sufrido bastante el hecho de ser guajiro, lo discriminan a uno en todos lados. He estado en varias investigaciones, pero desafortunadamente me han creado problemas, yo he estado “preso” por estar denunciando.

Esa es la conducta de nuestro país: la justicia podrida, el congreso un nido de ratas y el gobierno una bolsa de mermelada para comprar la conciencia de la gente. Por eso es que uno se encuentra aislado, por ser honesto. Es que la honradez y la honestidad tienen un precio tan elevado en la naturaleza que uno quiere morir con la frente en alto y no boca abajo.

-Señor José María -¿Cómo fue que llegó a la investigación?

 Un vecino, el Doctor Juvencio José Dávila Mejía, expresidente de la historia de la Academia de Mompox, aproximadamente hace unos 7 años me preguntó lo siguiente, ¿Qué concepto me merecía que Mompox haya enviado 400 hombres para liberarlo del invasor Pedro Carujo Hernández? y con pena tuve que contestarle que no sabía nada de eso, y él, de inmediato me replicó -¿cómo va ser?-, es su pueblo. Fue allí cuando me dediqué a la investigación de la historia.

-¿Desde cuándo dejó de ejercer la profesión?

También le podría interesar: ‘Un hombre de 81 quilates’: José María Crespo. Q. E. P. D -segunda parte-

También le podría interesar: ‘Un hombre de 81 quilates’: José María Crespo. Q. E. P. D –Primera Parte-

Señorita, es que yo no he dejado de ejercer mi profesión, yo siempre seré el Ingeniero Civil y solo la muerte me separa de mi profesión. Mientras yo tenga lucidez mental, soy el Ingeniero.

-¿Qué carga en ese bolsillo?

Una escala que no la tiene nadie, tiene 10 años – realmente no ha dejado de ser el Ingeniero.

-TERCERA PARTE-