Las opiniones expresadas en las columnas de opinión son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición oficial de laguajirahoy. Escríbale al autor a [email protected].


-Publicidad-

“…lo que desde las instituciones se han convertido solo en pañitos de agua tibia, para ellos y ellas la espera sigue siendo un camino directo al interminable abandono”.

A pocos días de haberse celebrado el Día Internacional de los Pueblos Indígenas ¿fecha de quién?, fecha en la que se han dispuestos espacios desde instituciones gubernamentales y no gubernamentales como por ejemplo el foro organizado por el colectivo “Empoderamiento wayuu”, sobre retos y resistencia que viven las comunidades wayuu en la actualidad por la pandemia y el olvido por los entes gubernamentales.

El colectivo “Empoderamiento wayuu” fue fundado y es liderado por Annie Gómez Solano Antropóloga de 22 años, oriunda la ciudad de Riohacha, egresada de la universidad del Magdalena y especialista en Gestión del Patrimonio Cultural de la universidad de Boyacá, busca en conjunto con un equipo multidisciplinar, crear un espacio digital (@empoderamientowayuu).

-Publicidad-

Mediante esta plataforma, busca aportar a la protección del patrimonio cultural wayuu a través de la divulgación de información de relevancia cultural y jurídica y creación de espacios de educación, en la búsqueda de impactos y beneficios en función de procesos de identidad, trasmisión de conocimiento y prácticas asociadas, mejoramiento de las condiciones de vida social y cultural de las comunidades y el complimiento de los derechos colectivos e individuales.

¿Por qué ‘Empoderamiento’? Es necesario educar a la sociedad, en especial a La Guajira sobre las comunidades wayuu, y hacer sentir suya la cultura a quienes no se sienten identificados.

Si bien, ‘empoderamiento’ se relaciona con la apropiación o reapropiación del reconocimiento personal y en la capacidad de transformar realidades e influir y cambiarla. Siendo así, empoderar a las comunidades comprende apoyar en el desarrollo de capacidades acompañando al mejoramiento de la calidad de vida social y cultural.

El impulso de cambios positivos, participación inclusiva, autonomía y reconstrucción desde la colectividad. Esto, es lo que quieren lograr como colectivo, que en pueblo wayuu se empoderen de la cultura, de sus raíces, de sus ancestros, de su historia, de su etnia, de su territorio, de sus hermanos wayuu.

Para nadie es un secreto la importancia de las comunidades wayuu para el departamento y el país, pero tampoco las necesidades a las que se enfrentan desde siempre.

Existen múltiples problemáticas de carácter social y cultural que se han acrecentado por la pandemia, como por ejemplo: la falta de agua potable; porque no llueve con frecuencia, no hay pozos para la recolección de agua, no hay ingresos porque deben cuidarse de no contagiar a su familia, la desnutrición, la economía, atención médica; esta resulta cada vez más necesaria y más en estos tiempos.

El principal peligro que atenta contra el patrimonio y la comunidad wayuu, es el desconocimiento y desidia a la realidad que vive social y culturalmente.

Las soluciones propuestas desde las instituciones se han convertido solo en pañitos de agua tibia, para ellos y ellas la espera sigue siendo un camino directo al interminable abandono. Es importante crear estrategias en, con, por y para las comunidades, y por supuesto es necesario que no se queden en papeles.

“Las comunidades indígenas de La Guajira no tienen acceso a alimentos suficientes ni al agua necesaria para practicar una higiene básica, incluyendo para lavarse las manos, y la información y acceso a la atención en salud es sumamente deficiente”, señaló José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch.

El llamado desde ‘Empoderamiento wayuu’ es a proteger, conservan, salvaguardar y educarse sobre el patrimonio cultural material e inmaterial de las comunidades wayuu. Promover las apropiaciones de valores de la comunidad, conservando la armonía social, la paz y los principios vitales de los individuos, procesos oportunos, innovadores y de calidad fortaleciendo el desarrollo social y cultural de las comunidades wayuu.