Las opiniones expresadas en las columnas de opinión son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición oficial de laguajirahoy. Escríbale al autor a [email protected].


-Aviso-
-Publicidad-

(Reflexión y recuerdos)

“Cierto es que los recuerdos más queridos se desvanecen con el tiempo; pero igualmente es cierto que nada está perdido mientras lo recordamos”

Seguramente todos hemos escuchado esta frase “Recordar es volver a vivir”; siendo así, vivamos aquellos momentos de bachillerato cuando en medio de las jornadas escolares nos llegaba la hora de la materia español o castellano o lenguaje, como pudiera denominarse. Y dentro de ella, veíamos las figuras literarias. Recordemos de eso.

Se dice que la principal función del lenguaje humano es comunicar, y que la comunicación humana, sin embargo, es utilizada de maneras distintas según el tipo de mensaje que queramos trasmitir o el tipo de comunicación que busquemos sostener con uno o varios interlocutores. También se afirma, que, en el contexto del lenguaje, la entonación es la característica fundamental de todo idioma.

De allí, que Román Jakobson, lingüista, fonólogo y teórico literario de origen judío, nacido en Rusia, haya distinguido seis usos en el lenguaje, a los que clasifica según la función que cumplen en el acto comunicativo de la siguiente manera: función conativa, referencial, emotiva o sintomática, fáctica o de contacto, metalingüística y la función estética.

Como quiera que cuando el lenguaje es utilizado con fines estéticos, es porque se hace con especial atención al cuidado de la forma en sí y del uso de figuras retóricas; y he aquí, las figuras literarias, también conocidas como figuras retóricas, que son formas no convencionales de emplear las palabras para dotarlas de expresividad, vivacidad o belleza, con el objeto de sorprender, emocionar, sugerir o persuadir. Recordemos entonces algunas de estas expresiones que embellecen al discurso ya no exclusivamente de la literatura, sino que también en nuestro coloquial lenguaje.

  1. Metonimia. Consiste en designar una cosa con el nombre de otra, con la cual tiene una relación de presencia o cercanía; es decir, es un mecanismo de sustitución basado en la contigüidad aproximación. Ejemplo; “Los soldados juraron lealtad a la bandera”, para indicar que se juró lealtad al país.
  2. Anáfora. Consiste en la repetición rítmica intencionada de determinados sonidos o palabras al principio de un verso o de una frase. Ejemplo; “Aquí todo se sabe, aquí no hay secretos”.
  3. Encabalgamiento. Es cuando la terminación de una frase, verso u oración, es el comienzo de lo que sigue. Ejemplo; “lucharemos por lo que fuimos; fuimos siempre los mismos a la lucha”.
  4. Prosopopeya o personificación. Se denomina así, el procedimiento retórico que consiste en atribuir cualidades propias de un ser racional o animado (humano) a otro inanimado (cosas). En otras palabras, la prosopopeya otorga vida a objetos que no la tienen Ejemplo; “La Luna me sonreía desde lo alto del cielo”.“El reloj nos grita la hora”.
  5. Aliteración. Se da cuando existe repetición de un mismo sonido o sonidos similares, sobre todo consonánticos, en una misma frase u oración con la finalidad de producir cierto efecto sonoro en la lectura. Ejemplo, “Infame turba de nocturnas aves que circundan el cielo”.
  6. Onomatopeya. Es la representación escrita de un sonido como: clic, crack, plaf, puff, pss, etc. Es una manera de vocalizar los sonidos que pueden generar ciertos objetos o animales. Ejemplo, “Al apretar el plástico sonó crack, indicando que lo había roto”.
  7. Sinestesia. consiste en atribuir una sensación (auditiva, olfativa, visual, gustativa, táctil) a un objeto al cual no le corresponde convencionalmente. Ejemplo. “El amargo pasado que no olvido”. Hace referencia a una difícil experiencia.
  8. Prosopografía. Esta figura se utiliza para hacer la descripción de las características externas de una persona o animal. Ejemplo, Luis “Era un hombre entrado en años de perfil aguileño y rostro enjuto”.
  9. Retruécano o conmutación. Se caracteriza por la repetición de una oración o frase en sentido contrario y por la reorganización de los elementos, a fin de reforzar una idea o propiciar una reflexión. Ejemplo, “No hay camino para la paz, la paz es el camino”.
  10. Transposición violenta. Se da cuando se invierte el sentido del adjetivo, como complemento del sustantivo. Ejemplo, “Un par de medias para niñas blancas”, cuando lo que se quiere decir es “Un par de medias blancas para niñas”.
-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here