Las opiniones expresadas en las columnas de opinión son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición oficial de laguajirahoy. Escríbale al autor a [email protected].


-Publicidad-
-Publicidad-

La psicología plantea cuatro estados del ser humano que determinan su posición en el mundo, cómo enfrentan sus dificultades y cómo toman decisiones. Estos definen su madurez emocional y su equilibrio social.

Hay que tenerlos en cuenta para no poner en riesgo nuestra dignidad y derechos humanos, ser protagonistas de nuestra existencia.

El primero es hacerse la víctima, este personaje siempre está buscando culpables de su mediocridad, irresponsabilidad o falta de preparación y los consigue siempre culpando: al estado, la sociedad, el vecino, el esposo, los hijos, los políticos a quienes endilga el motivo de su falta de criterio y les da el poder a otros de sus decisiones, es el poder sin poder. Dando lastima a los demás, para manipular y sensibilizar y lograr que lo aprueben por su sufrimiento.

-Publicidad-

El segundo es el Juez: el que se cree con el poder de juzgar y sancionar a todo mundo especialmente a la víctima, la que maltrata, señala, viene siendo el villano aquel que hace sufrir a la víctima y a todo el que se lo permiten; la esposa, los hijos, en el trabajo quieren tener el poder de los demás para dirigirlos, manipularlos, primero demostrándoles su incapacidad, humillando para disminuir al otro y decidir por él. Siempre está en lucha con el otro estado el Héroe, para quitarle el poder y dependiendo quien gane pasa a ser víctima.

El tercero es el Héroe que cuando joven e inmaduro era mi favorito este personaje cree que tiene que salvar a todo el mundo haciéndose responsable de la vida y decisiones de los demás siendo el superhéroe, la intención puede resultar positiva, pero generando codependencia del otro, no permitiendo que el otro madure y tome sus decisiones si no mantenerlo sumiso y dependiente, perpetuando la victimización.

Porque queda sin trabajo y función, utilizando la frase yo me sacrifico por los demás, para salvarlos de su responsabilidad, son esos papás que se le escuchan que se sacrifican por sus hijos, que no tuvieron vida por estar ayudándoles en todo, en la oficina el funcionario que quiere hacerle la tarea a todos para ganar reconocimiento y aprobación del otro.

Esto es producto de su vacío interior que necesita sentirse valioso e importante. Porque no se reconoce valioso ni merecedor. Si se dan cuenta los tres estados mencionados son patológicos no sanos que no contribuyen a la formación del ser ni a la transformación, evolución que es lo que se requiere para ser una mejor persona cada día. Un mejor ser humano por eso se requiere el último estado que es el ideal.

El cuarto Ser Responsable: El que toma sus propias decisiones y responde por ellas, asumiendo con compromisos las consecuencias de sus actos, si son acertadas pues la virtud de eso, pero si son equivocadas, reconocerlas para reparar a los afectados pidiendo las respectivas disculpas, o las sanciones sociales, morales y penales que se requieran.

Esta semana fue muy movida a nivel nacional y municipal en cuanto a fenómenos políticos y sociales donde lideres expresidentes y alcaldes investigados y señalados de varios procesos.

Estos han pasado por todos estos estados, los hemos visto saltar de víctimas a jueces y héroes, lo que necesitamos son personas responsables que nos enseñen con el ejemplo, políticos que demuestren que son inocentes con sus pruebas contundentes, basados en la justicia y los argumentos en derecho, de no asuma las consecuencias repare la sociedad, pida las disculpas del caso.

Los héroes más visibles han sido algunos periodistas, que ahora, además de informar tratan de investigar, prejuzgan y en muchos casos hasta condenan.

Los comunicadores sociales están para informar y con la certeza de saber lo que se está diciendo y para ello, deben capacitarse, a través de seminarios, foros, diplomados y especializaciones.

Lo otro, muchos periodistas se especializan en temas como: político, jurídico, social, comunitario y hay muchos que se la dan que saben ‘de todito’ y a veces terminan equivocándose demasiado y cuando les reclaman se convierten en víctima y no reconociendo su error y en La Guajira y propiamente en Maicao tenemos bastante.

Así en todos los campos, maestros que no preparan sus clases, no planean en medio de la mediocridad culpan al estudiante sin conocer su entorno, problemática social, haciéndolos víctimas de su poder.

Médicos que culpan a sus pacientes de sus errores médicos, apoyando políticas y políticos creadores de la ley 100. Pacientes que culpan a los médicos por su enfermedad producto de sus malos hábitos saludables.

Necesitamos una sociedad más responsable que aprenda de los errores, que no entregue el poder de decidir su vida, siendo el arquitecto de su destino sin culpar a nadie, respondiendo por lo que hace y deje de hacer. Reparando a los que dañó y sembrando la cordialidad.

Como decía un amigo, no tires espinas a los demás para cuando tengas que venirte descalzo no sufras por ello.

-Publicidad-