Las opiniones expresadas en las columnas de opinión son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición oficial de laguajirahoy. Escríbale al autor a [email protected].


-Publicidad-
-Publicidad-

Mediante el Decreto 328 del 28 de febrero del 2020, por medio del cual se fijan los lineamientos para adelantar Proyectos Piloto de Investigación Integral sobre Yacimientos No Convencionales de Hidrocarburos con la utilización de la técnica de Fracturamiento Hidráulico Multietapa con perforación horizontal, y a la espera de la reglamentación técnica y ambiental de ministerio de Ambiente y el ministerio de Minas y Energía, el Gobierno Nacional, da un paso adelante, lo que indica que el próximo año se espera que se ejecuten los primeros planes piloto para la investigación integral de fracking en Colombia.

Los Proyectos Pilotos de Investigación Integral (PPII) son métodos experimentales científicos y técnicos realizados en un sitio especifico y por un determinado tiempo, que tienen como finalidad, recopilar información social, ambiental, técnica, operacional y dimensional de los Yacimientos No Convencionales que requieran el uso de la técnica del fracking. Sumado a lo anterior, también deben estar encaminados a garantizar la participación ciudadana, el acceso a la información de estas y a la transparencia en el proceso. Por último, deben vigilar los efectos de la realización de esta técnica, realizando monitoreo, vigilancia, con el fin de verificar la posibilidad de una ejecución a largo plazo.

El fracking (fractura hidráulica) es una técnica utilizada por compañías petroleras, que consiste en inyectar gran cantidad de una mezcla de agua, arena y productos químicos a gran profundidad y con mucha presión, con la intención de fracturar o romper las formaciones rocosas debajo de la tierra y que esta fractura permita que el gas y el petróleo que se encuentran debajo de la piedra, fluyan hacia arriba con gran facilidad.

-Publicidad-

Hace algunos días, en todos los medios de comunicación a nivel nacional y local, se habló de que el gobierno nacional, autorizó los planes pilotos para la ejecución de la técnica denominada fracking en los departamentos del Cesar, el Magdalena Medio, y La Guajira. Falta poco para que se llegue la hora de puesta en marcha de este proyecto y como guajiros, debemos reaccionar debido a que en nuestro departamento se pretende realizar una técnica prohibida en muchos países ya que con esta se ocasiona daño al medio ambiente, el menoscabo en la salud de las personas, contaminación de las fuentes de agua entre otras consecuencias graves que obligan a prohibir su realización.

La verdad hay que decirla en todo momento, y nada tiene de falso de que el fracking es una guerra que tiene enfrentados, por un lado, a las grandes compañías mineras de gas y petróleo y a sus aliados políticos que ayudan y apoyan por medio de trámites para que este se pueda llevar acabo a cambio de incentivos económicos. Y por el otro lado, nos encontramos las personas y el medio ambiente quienes estamos en una posición de inferioridad debido que sufrimos los efectos perjudiciales que le ocasionan al medio ambiente dichas compañías por la ambición monetaria y ejecución de peligrosos proyectos ambientales.

Sé que muchos de ustedes se estarán preguntado ¿Por qué es tan peligrosa esta técnica del fracking? ¿Qué consecuencias dañinas deja en la salud de las personas y el medio ambiente? El fracking es peligroso porque provoca fugas y derrames de petróleo contaminando acuíferos y grandes fuentes de agua, la cual es utilizada por todos nosotros para satisfacer nuestras necesidades básicas insatisfechas.

Por otro lado, descarga contaminantes peligrosos al aire que son recibidos por las comunidades aledañas a dónde se realiza el proyecto, produce grandes volúmenes de residuos tóxicos y radiactivos que van directamente al subsuelo y contaminan las fuentes internas de agua. Debido a la contaminación de pozos de agua ocasionada por el metano y otros gases inflamables, se generan explosiones a viviendas, fragmentan los bosques y paisajes, se deterioran las vías debido al alto flujo de vehículos que transportan los materiales necesarios para la puesta en marcha del proyecto.

Hay una consecuencia muy importante que complementa las enunciadas anteriormente y es que transforma la vida de las comunidades aledañas al sitio donde se desarrolle el fracking. En nuestro caso, las más afectadas y que siempre lo han sido, son las comunidades indígenas, debido a que aumenta la demanda en los servicios de emergencia, estos deben ser reubicados en sitios distintos a los que habitan, etc.

Con la elevada deuda ambiental que tiene la empresa Carbones del Cerrejón con el departamento de La Guajira debido a las actividades de exploración y explotación de carbón, permitir que se realicen planes pilotos de fracking en nuestro departamento, es permitir que nos toquen fuertemente en la herida, nuestro departamento no se encuentra en buenas condiciones ambientales para permitir que se nos siga deteriorando lo poquito que tenemos.

Debemos decirles a las compañías que se dedican a la realización de este método minero ambiental como Ecopetrol, Drummond, Exxonmobil, Conoco Philliphs, y al Gobierno Nacional, que los habitantes del Departamento de La Guajira no podemos con las orejas, así que por favor no pretendan ponernos aretes.

-Publicidad-