Las opiniones expresadas en las columnas de opinión son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición oficial de laguajirahoy. Escríbale al autor a [email protected].


-Publicidad-
-Publicidad-

¿Qué es lo que engloba la tradición oral? ¿Qué realidad se descubre a través de ella? ¿Qué conocimientos transmite? ¿Quiénes son sus portadores? 

En África, desde tiempos remotos la palabra estaba revestida de un valor moral, un carácter sagrado. Era un vehículo de fuerzas etéreas. Por ello la tradición verbal ha sido siempre la escuela de la vida que enseñaba por medio de mitos, leyendas, poesías y canciones las ciencias de la naturaleza, la historia, la diversión y la vida diaria. Los portadores tradicionales siguen siendo los ancianos. Un aspecto importante de ella es que siempre va unida a la música. 

He aquí versiones de varios poemas: por ejemplo un mito de Mali que centra la creación en el pecho materno. «Al principio sólo había una sola inmensa gota de leche. Entonces Dundari vino y creo la piedra. Luego la piedra creo el hierro y el hierro creó el fuego y el fuego creó el agua y el agua creó el aire. Entonces Dundari descendió una segunda vez.

-Publicidad-

Y tomó los cinco elementos con ellos formó un hombre. Pero el hombre era orgulloso. Entonces Dundari creó la ceguera y la ceguera venció al hombre. Pero la ceguera se hizo orgullosa y Dundari creó el sueño y el sueño venció a la ceguera. Pero el sueño se volvió orgulloso y Dundari creó las inquietudes y las inquietudes vencieron al sueño. Pero las inquietudes se volvieron orgullosas.

Y Dundari creó la muerte y la muerte venció la inquietud. Pero la muerte se volvió orgullosa. Y Dundari descendió una tercera vez. Y llegó como Gueno, el Dios eterno y Gueno venció la muerte».

Leamos un poesía yoruba en donde el poeta canta la verdad: ¿Qué sucederá hoy? ¿Éxito o fracaso? ¿Muerte o vida? ¡Oh! Las aguas no suben las montañas. ¿Cuál es el espíritu malo que lanza su sombra entre la verdad y yo? Empuño mi bastón sagrado contra él. Aquí está el Este, allá el Oeste. Aquí nace el sol. Ve como cabalga la verdad sobre sus rayos».

Observemos como la mentira en estos pueblos ha sido considerada como la peor enfermedad moral, más aún es un tabú, si alguien comete esa falta, se separa de si mismo y de la sociedad y escoge la muerte. Aquí no los explica un cantor de Julikoro: «La palabra es divinamente exacta, conviene ser exacto con ella. La lengua que falsea la palabra vicia la sangre del que miente».

La sangre simboliza la fuerza interior vejada por la mentira. Cuando se le pregunta a un nativo tradicional de dónde provienen sus conocimientos, responde: «Lo sé por mi maestro o mi padre «.»Lo mamé en los senos de mi madre».

Aun cuando la lengua es el sustrato del patrimonio inmaterial de muchas comunidades, la práctica y preservación de los idiomas, no haya sido atendida, ni estudiada a fondo como medio de trasmisiones del patrimonio cultural inmaterial. La deficiencia en la  práctica de los idiomas, configuran la trasmisión de las narraciones, los poemas y las canciones afectando a su contenido. La muerte de un idioma conduce a la pérdida definitiva de tradiciones y expresiones orales.

No obstante, esas nuevas expresiones orales y su recitación en público, son las que contribuyen a salvaguardar un idioma más que un sin número de diccionarios, base de datos e impresiones gramaticales de las reales academias.

La lengua vive en los relatos, canciones, acertijos y poesías costumbristas en una región, por eso la práctica del idioma y la trasmisiones de tradiciones y expresiones orales guardan una estrecha relación entre sí.

Sin embargo, debido a la emigración a gran escala de su lugar de origen, debido a los cambios ambientales, complementado por la informaciones de los medios radiales televisivos e Internet, que paulatinamente pueden surtir efectos nuevos en las tradiciones y expresiones de una región. 

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here