Las opiniones expresadas en las columnas de opinión son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición oficial de laguajirahoy. Escríbale al autor a [email protected].


-Publicidad-

En las dos anteriores columnas que anteceden a esta, se plantearon algunas bases para comenzar a emprender proyectos pilotos en los campos agrícolas guajiros. En esta oportunidad se pretende sumar un eslabón más a la cadena, ya que la academia es otro recurso fundamental, representada desde diferentes ámbitos, ya sea desde las instituciones académicas del orden superior, hasta las de básica primaria.

Dentro de las instituciones del orden superior, tenemos como eje a la universidad de La Guajira, por ser nuestra institución insignia; también contamos con otras universidades del orden regional o nacional, con asiento en el departamento.

Aquí mismo deberían estar muchas de nuestras escuelas de básica, secundaria y media vocacional, en donde muchas perdieron su vocación agrícola, pero aún así, siguen siendo importantes para generar la semilla de la curiosidad y el conocimiento para que muchos de los que forjarán el futuro de nuestro departamento puedan crear y explotar esa vocación en el campo.

-Publicidad-

Por otro lado están las instituciones y corporaciones técnicas y tecnológicas que brindan formación para el trabajo y educación no formal, en donde alzamos en brazos al Sena, una de las entidades gubernamentales más queridas por los colombianos.

En ella encontramos un cúmulo de conocimientos y experiencias de puertas abiertas para nuestro campesinado u otras personas que por su vocación agrícola quieran mirar al campo, aún cuando muchos hayan perdido ese horizonte y se hayan visto influenciados para tomar otros caminos.

Por último, y no por ser nombrados en este punto, sean de menor importancia; por el contrario, tendríamos que denotarlos entre los principales ejecutores, teniendo en cuenta su labor misional y hablo de los grupos y centros de investigación departamental, y aquellos que desean marcar su foco de investigación en resolver problemas de nuestra región, ya que a través de ellos se pueden gestionar muchos recursos para solventar muchas de nuestras necesidades y solucionar muchos de nuestros problemas agropecuarios.

Por ejemplo, el ministerio de Ciencias, Tecnologías e Innovación acaba de abrir una convocatoria de investigación, en la que nuestro departamento hace su aporte. Se puede decir que esta convocatoria está en remojo, ya que se oficializó al público investigativo el pasado 24 de agosto, dividida en tres mecanismos de participación, con cierres una el 4 de septiembre y las otras dos el 9 de septiembre, por lo que podemos decir que son convocatorias express.

Una de estas convocatorias maneja la línea temática de reactivación económica y Seguridad alimentaria, lo que sustenta lo anteriormente mencionado en este escrito y se puede marcar con un punto de partida para que entidades gubernamentales y académicas puedan aunar esfuerzos para hacer las gestiones. El departamento de La Guajira tiene un monto indicativo de COP$ 10 mil millones para apoyar proyectos en esta vía.

Las cartas están sobre la mesa, solo se necesita que los jugadores comiencen a dar vida a ellas, a generar las ideas, a desarrollarlas a través de diversos proyectos que permitan florecer nuestros campos guajiros.

Señor gobernador, honorables diputados de la asamblea guajira, señores alcaldes y honorables concejales que conforman los diferentes municipios de nuestro departamento, rectores, directores académicos, investigadores, ganaderos, agricultores, diversos emprendedores y al resto de nuestros paisanos, es hora de dejar de llorar sobre lo mojado, es hora de dejar de preocuparnos y comenzar a ocuparnos, es hora de trabajar por ver reverdecidos y florecidos nuestros ricos campos guajiros.

Para quienes no tuvieron oportunidad de leer las dos primeras columnas que anteceden esta que están leyendo, les comparto los enlaces para que se puedan contextualizar: Los campos guajiros quieren reverdecer y Los campos guajiros quieren reverdecer parte II.

Gracias por preocuparse por nuestro departamento y por comenzar a creer que sí se puede; eso es un punto de partida para comenzar a hacer, para ver materializados los sueños de muchos en esta región que da forma al mapa que dibuja nuestra geografía nacional.