Las opiniones expresadas en las columnas de opinión son responsabilidad exclusiva de los autores y no representan necesariamente la posición oficial de laguajirahoy. Escríbale al autor a [email protected].


-Publicidad-

No me voy a dirigir esta vez para contarles alguna novedad, esta vez es para levantar la mano entre tanta gente y preguntar públicamente ¿qué está pasando? Porque realmente no veo una solución en esta situación.

Maicao, un pueblito de Dios. Donde quiera que voy recalco siempre lo orgullosa que me siento de ser de La Guajira y sobretodo, maicaera; bueno, algunos que me leen ya saben esto así que saltémonos esta presentación.

Por muchos malos comentarios que hagan de aquí, siempre he salido a defender este lugar en el que nací, haciendo énfasis en que pueden ser más las cosas buenas que malas, solamente que en esta ocasión no será así, y públicamente se los haré saber.

-Publicidad-

Toda esta cuestión de la pandemia me ha había hecho pensar en aquellas personas que no tenían facilidad para conseguir un empleo y que seguramente en estos tiempos todo se les había complicado. He respaldado y muchas veces apoyado a todos aquellos que deciden guerrearla y emprender para sustentar sus necesidades pero ¿la falta de empleo será la excusa para que aquellos que no han tenido esta oportunidad, arrebaten lo que con esfuerzo hemos logrado otros?

Tengo la posibilidad diariamente de hablar con varias personas y les aseguro que no hay una vez en la que no escuche la cantidad de historias que tienen sobre cómo fueron visitados por aquellos que son conocidos como ‘los dueños de lo ajeno’, quienes con efusividad llegan y te saludan exigiendo lo que tu trabajaste pero que les pertenece a ellos.

Los mismos que se hacen famosos por figurar en vídeos que son reproducidos de teléfono en teléfono por sus acciones cobardes, por creerse Robin Hood, porque somos nosotros los que le debemos todo a estos señores que ‘lastimosamente’ la vida los ha tratado tan duro y han vivido siempre en un mundo sin oportunidades. Soy amante al sarcasmo y definitivamente este tema saca lo mejor de mí.

Sinceramente no veo que haya movimiento para solucionar esta problemática tan vieja, lo único novedoso es que por lo menos algunos tienen la gentileza de llevar tapabocas, ustedes saben, salvaguardando su salud y la de los suyos, veamos el lado bueno, ha servido entonces toda la pedagogía de bioseguridad en la que se ha invertido.

No puedo no enojarme con la querida administración del pueblito, no puedo no sentir impotencia por cada persona que me dice que estando dentro de su hogar han sido víctimas de los innombrables ¿qué estará haciendo mi querido alcalde Mohamad Dasuki para disipar esto?

Yo lo veo a él muy dispuesto haciendo su labor como primera autoridad del municipio, llevando a cabo jornadas de aseo, campañas preventivas de Covid y demás, en realidad exalto su labor, pero no he visto una noticia en la que públicamente diga cuál es la gestión que se está llevando a cabo en contra de estas bandas.

Recuérdenme ¿Quiénes son los encargados de cuidarnos? ¿Son los famosos pita-pita? O mejor aún ¿Es que estamos jugando a sálvese quien pueda y no me había dado cuenta? Porque básicamente a diario en cada barrio y en cada casa gana el que primero corra apenas vea o escuche una moto acercarse, y mientras tanto ¿Qué hace la institución encargada?

Les puedo responder por lo que veo y por lo que he presenciado: resulta que la Policía, que sabemos que son los encargados de velar por la seguridad, están más bien entretenidos buscando oportunidades para comprar la famosa ‘gaseosita’ del día, ya conocen ustedes que esta ardua labor los deja sedientos; otra parte de la institución está colaborando con la seguridad del alcalde y de los suyos.

Entonces, mientras tanto cada quien hace lo que quiere y otros se salvan como pueden, nos estamos haciendo los de la vista gorda, porque primero es solucionar la situación carcelaria de Maicao y otras cositas mas.

-Publicidad-