Franchesca Telkana Builes Zapata.
-Publicidad-

Nada que llega la normalidad a la Personería de Fonseca después de conocido el fallo emitido por el juzgado tercero administrativo Oral del Circuito Judicial de Riohacha, admitiendo la nulidad de la elección y todos los actos que conllevaron a la escogencia de Telkana Franchesca Builes Zapata como personera Municipal.

La polémica sigue latente, con relación a quien debe asumir las funciones  en la oficina local del ministerio público como encargada y el ente competente para la designación de la personera en interinidad.

Esta mañana la abogada  Nathalie Danitza Mendoza Mejía, la que  hasta hace algún tiempo ejerció el cargo como substituta, se aprestaba a tomar posesión nuevamente del mismo pero la titular Builes Zapata no le hizo entrega, indicándole que tenía que mostrarle primero  la resolución por medio de la cual se produce el encargo.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

El alcalde Misael Velásquez Granadillo dijo que es el órgano coadministrador al que le corresponde encargar mientras  se cumple otra vez  el proceso de meritocracia de elección del personero en propiedad y no a él  “lo que hay allí es una falta absoluta y no temporal como muchos quieren hacer ver por lo tanto a mí no me concierne nombrar personero” acotó el mandatario.

Velásquez Granadillo ante tal situación pidió el acompañamiento de la procuraduría para que se defina el impase.

Nathalie Danitza Mendoza Mejía
Nathalie Danitza Mendoza Mejía

LaGuajiraHoy.com conoció información sobre un oficio con fecha del nueve de junio del 2016 que lleva la firma del presidente del ayuntamiento local Crispín Pérez Guerra dirigido a la profesional del derecho Nathalie Danitza Mendoza Mejía a través  del cual le notifica que ella fue reintegrada  al cargo de personera municipal encargada, con el fin de darle  cumplimiento a la  decisión proferida por el juzgado  tercero administrativo Oral del circuito judicial de Riohacha.

En la búsqueda de otra salida a la disyuntiva o rompe cabeza existente, se habla de la posibilidad que  el concejo municipal por hallarse actualmente en receso sea llamado a sesiones extras por el ejecutivo para estudiar y aprobar algún proyecto y se aproveche para darle posesión a la personera encargada.