Eriberto Ibarra Campo
Eriberto Ibarra Campo.
-Publicidad-

El pasado 30 de noviembre clausuró el último período de sesiones ordinarias en la Asamblea Departamental con una ceremonia de condecoración a personas destacadas por sus aportes a la sociedad. En el acto, el gobernador Nemesio Roys anunció que llamaría a sesiones extraordinarias para trabajar en torno a cinco proyectos adicionales y los diputados manifestaron su apoyo para con el mandatario.

Para el diputado Eriberto Ibarra Campo, la cohesión entre las instituciones y el esfuerzo conjunto para la transformación del departamento de La Guajira, se sustenta en la confianza y la buena fe que se pueda tener con los mandatarios de turno, de manera que se pueda trabajar por el progreso y el desarrollo.

Al finalizar la última sesión ordinaria del año 2020 en la duma departamental, Ibarra Campo destacó que la imposición de la medalla Luis Antonio Robles a seis guajiros ilustres, es una iniciativa que invita a toda la ciudadanía a seguir trabajando por el bien común y por el crecimiento provechoso del departamento.

-Publicidad-

“Son seis personas que han dejado un legado en La Guajira. Esta condecoración es una invitación a las personas para que sigan avanzando, que sigan produciendo, que sigan dándole a La Guajira más frutos de los que les han dado. Es un reconocimiento para instarlos a seguir trabajando, a que continúen en sus tareas y que el beneficio sea para el pueblo”, señaló el diputado.

Sobre el engranaje existente entre la Asamblea y la Administración Pública, expresó su confianza en que el actual gobernador dará cuenta de que los tiempos de ingobernabilidad ya terminaron, pues, a su criterio, “se puede confiar en sus aptitudes y sus conocimientos”.

El diputado recordó con pesar los ocho años en los que el departamento tuvo catorce gobernadores. Una situación “lamentable porque no existía un liderazgo político confiable”, que terminó con las elecciones donde fue elegido Nemesio Roys como ejecutivo departamental.

“Somos positivos y enérgicos. Legislamos confiando en la buena fe del gobernante: confiamos en sus aptitudes, sus habilidades y sobre todo en sus conocimientos académicos de administración pública. Queremos y somos optimistas de que La Guajira debe tener el cambio que estamos esperando todos los guajiros”, manifestó.