Dentro de las zonas más afectadas resultaron Nuevo Horizonte, Villa Iler, El Patrón, San Judas y Jorge Pérez
Dentro de las zonas más afectadas resultaron Nuevo Horizonte, Villa Iler, El Patrón, San Judas y Jorge Pérez.
-Publicidad-

32 barrios quedaron inundados luego de las torrenciales lluvias presentadas durante la semana anterior en la ciudad de Riohacha, el alcalde José Ramiro Bermúdez Cotes, acompañado de sus secretarios de Gobierno, Infraestructura, Planeación y la coordinadora Distrital de Gestión del Riesgo y Desastres realizaron diversos recorridos para identificar y socorrer a 205 familias afectadas, en articulación con los organismos de socorro como Cruz Roja, Bomberos y Defensa Civil.

De ese modo mitigaron los impactos que se generaron durante la emergencia, entregando ayudas humanitarias, disponiendo de motobombas para evacuar el agua estancada y maquinaria de sondeo para destaponar los manjoles que estaban inhabilitados por el fango y residuos sólidos.

Dentro de las zonas más afectadas resultaron Nuevo Horizonte, Villa Iler, El Patrón, San Judas y Jorge Pérez; escenarios donde el alcalde y su equipo hicieron presencia durante el fin de semana garantizando soluciones inmediatas a los habitantes, quienes mostraron su gratitud al mandatario por acompañarlos en este percance.

Es de destacar la participación del operador del alcantarillado Asaa
Es de destacar la participación del operador del alcantarillado Asaa.

Es de destacar la participación del operador del alcantarillado Asaa, Interaseo y los organismos de socorro quienes, junto a la comunidad, desarrollaron acciones preventivas como la limpieza de rejillas del sistema pluvial en diversas calles, la remoción de residuos del humedal Boca grande, manjoles y vías canales para disminuir las afectaciones que se desencadenarían por la continuidad de la temporada de lluvias.

Así mismo, la participación de la empresa La Makuira quien realizó la remoción de residuos del canal por donde se evacuan las aguas lluvias en el corregimiento de Matitas para que sus habitantes dejen de padecer las inundaciones como tradicionalmente venía sucediendo.

Otros aportes importantes fueron el de la empresa Electricaribe, que suministra la energía para el funcionamiento de la planta pluvial en la avenida circunvalar, y el acompañamiento de la Gobernación de La Guajira con la maquinaria que evitó el estancamiento en la Laguna Salá.

Por otra parte, se visitó la obra de ampliación del canal en la urbanización Lomas del Trupío, un barrio de interés social que históricamente sufría de inundaciones, pero gracias a las inversiones de esta administración y gobiernos anteriores cuenta con una eficiente evaluación de aguas lluvias, brindando una mejor calidad de vida a sus habitantes.

El alcalde José Bermúdez ratificó su compromiso con la ciudadanía gestionando las alternativas necesarias para salvaguardar la vida de los más golpeados durante la emergencia, su responsabilidad va más allá y exigió a los operadores de los servicios públicos permanecer de tiempo completo en acciones para el funcionamiento del sistema.

La sala de crisis ha estado activa desde que iniciaron las lluvias, analizando estrategias decisivas para erradicar la problemática, por ello el alcalde de los riohacheros se comunicó con el ministro de Vivienda, Jonathan Malagón, informándole que en los próximos días se estará presentado ante el gobierno nacional el proyecto de ampliación del sistema de alcantarillado pluvial del Distrito, una gestión que cambiará la historia y acabará con las inundaciones.

-Publicidad-