El alcalde de Riohacha, José Ramiro Bermúdez Cotes, enciende la bombilla que evidencia la energía ante la líder de la comunidad indígena La Guasima, Griselda Epiayu.
El alcalde de Riohacha, José Ramiro Bermúdez Cotes, enciende la bombilla que evidencia la energía ante la líder de la comunidad indígena La Guasima, Griselda Epiayu.
-Publicidad-
-Publicidad-

Tras inversión en las zonas turísticas del corregimiento de Camarones, las comunidades de Tocoromana y La Guasima, fueron beneficiadas con el proyecto de conexiones de redes eléctricas, liderado por el alcalde José Ramiro Bermúdez Cotes.

La iniciativa desarrollada por la empresa contratista Unión Temporal Energizando MG, cuenta con una inversión superior a los 1 mil 300 millones de pesos, que busca a garantizar el acceso a una energía asequible, segura y sostenible para todos.

«Estamos cumpliendo con el sueño de nuestros indígenas Wayuu de esta zona, que hoy tienen la oportunidad de disfrutar de este servicio de energía. Felicitamos el debido cumplimiento del contrato para el beneficio de esta población que anhelaba ver televisión, escuchar música, cargar sus teléfonos y vivir mejor«, expresó el burgomaestre, Bermúdez Cotes.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Por este hecho, las artesanas Wayuu y toda la población en cabeza de sus líderes, se mostraron complacidos y manifestaron su gratitud con el mandatario, que después de varias décadas logró que estas comunidades indígenas, al fin tengan el servicio de energía.

Con la energía eléctrica las familias mejorarán su calidad de vida, así lo manifestó Griselda Epiayu, líder de la comunidad de La Guasima “el beneficio de la luz que nunca habíamos tenido, gracias a Dios y al alcalde, hoy estamos disfrutando de esta energía que tenemos después de tantas décadas hasta el sol de hoy, nos sentimos agradecidos porque es el primer alcalde que nos tiene en cuenta”.

«Muy agradecida con el proyecto que culminó de manera satisfactoria, gracias al alcalde José Ramiro que en su administración hizo una obra como esta.  Nosotros como pescadores, artesanos, comerciantes y trabajadores del etnoturismo, estamos agradecidos porque la entidad nos está dando herramientas para cambiar nuestra calidad de vida», dijo Rosa Redondo, líder y autoridad de la comunidad de Tocoromana.

De igual manera los ediles del corregimiento de Camarones, Luis Rivadeneira y Carlos Benjumea, celebran con estas comunidades el promisorio desarrollo, porque cuentan hoy con el servicio eléctrico para el beneficio de la población y proyecciones turísticas.