Así quedó una de las rancherías que fue objeto del desalojo en la comunidad de La Cachaca II Painwashi.
Así quedó una de las rancherías que fue objeto del desalojo en la comunidad de La Cachaca II Painwashi.
-Publicidad-

Alrededor de 41 familias de la etnia wayuu fueron desalojadas este 6 de noviembre, en territorios de las comunidades La Cachaca II Painwashi, ubicada en jurisdicción del Distrito de Riohacha.

Ante la opinión pública Nacional e Internacional y ante los organismos de control y de Derechos Humanos, denuncian graves situaciones de vulnerabilidad a las que habrían sido sometidos adultos, ancianos y niños, por parte de funcionarios de la fuerza pública.

Leida Esther Cambar Ramírez
Leida Esther Cambar Ramírez.

Según información de la comunidad, miembros del Esmad llegaron al territorio portando armas de fuego y lanzando agentes químicos en contra de esta población.

-Publicidad-

“Este procedimiento carecía de legitimidad toda vez que no contaba con la presencia del ministerio Público, ni del Icbf regional para garantizarle el derecho a los niños”, cita la denuncia.

Indicaron que durante el desalojo un infante sufrió una grave hemorragia nasal y asfixia, por los químicos lanzados, sin recibir atención por parte de las autoridades presentes. 

Por su parte, la líder wayuu Leida Esther Cambar Ramírez, señaló que los predios que hoy reclaman personas externas a esta etnia, con documentos que no son legítimos, hacen parte del territorio ancestral de las comunidades indígenas.

En este sentido, le piden al Alcalde del Distrito tomar consideración y hacer respetar los derechos del pueblo wayuu. Además aseguró que la comunidad no fue notificada de este desalojo y que al lugar llegaron falsos funcionarios de la Secretaría de Asuntos Indígenas departamental y distrital.

“Este lunes nos veremos obligados a tomarnos las vías de hecho para hacer respetar los derechos de nuestros pueblos indígenas”, anotó Cambar Ramírez.

-Publicidad-