Francisco Ceballos
Francisco Ceballos.
-Publicidad-
-Publicidad-

Monseñor Francisco Antonio Ceballos Escobar, obispo de la Diócesis envió los deseos de amor, paz, fraternidad y goce espiritual en un video que compartió con toda la feligresía haciendo uso de las redes sociales.

El video, que se puede consultar en la cuenta oficial de Facebook del prelado, se titula Mensaje Episcopal de Navidad 2020, en el que el obispo entona un mensaje que invita a reconocer que este fin de año es un ‘tiempo para agradecer’.

“Gracias a todos los sacerdotes, diáconos, religiosos y religiosas, laicos, catequistas y feligreses en general de todas las parroquias y capillas, quienes han hecho posible que el reinado de Dios se instaure en esta porción de iglesia que peregrina el evangelio”, menciona Monseñor Francisco Ceballos.

-Publicidad-

También recordó con cariño a las personas que antecedieron su labor en la Iglesia Nuestra Señora de Los Remedios, siendo aquellos grandes hombres quienes dejan un gran aporte en la obra evangelizadora.

“Gracias a quienes han entregado sus vidas en la obra de la evangelización en Riohacha y que ya han partido a la casa del Padre: Monseñores Septimo Mari, Livio Reginaldo y Gilberto Jiménez, y a todos los sacerdotes difuntos; así como también a Monseñor Jairo Jaramillo, Armando Larios y Héctor Salah Zuleta, quien durante quince años estuvo al frente de esta iglesia”, rememoró el obispo Ceballos.

También agradeció a todas las personas, fundaciones e instituciones que aportaron recurso humano, recurso económico y tiempo para que la Iglesia de Dios pudiera atender a los más pobres, a niñas y niños de los comedores, a indígenas y a migrantes. Ayudas que se lograron gracias al Altísimo.

“Es tiempo para agradecer a todos los colaboradores en las diversas obras que administra la diócesis: Educación contratada, la Curia, el Banco de alimentos, la Pastoral Social, Casa de Betania, la biblioteca Héctor Salah y la oficina de La Mujer”.

El discurso de Monseñor Francisco Ceballos cupo en un video de menos de tres minutos de duración. Algo puntual, directo y sencillo de entender para que el mensaje pudiera alcanzar a todos los feligreses que han encontrado en las redes sociales, internet y el mundo virtual, un lugar donde conectarse con Dios.

“Sí, lo importante de la Navidad y Año Nuevo es saber agradecer. Pero sobre todo, saber que el hijo de Dios se hizo hombre y nos anunció que Dios es nuestro Padre, que todos somos hermanos y que tenemos que amarnos los unos a los otros. Por eso a todos, absolutamente a todos les deseo una feliz navidad y un año lleno de bendiciones”, concluye el mensaje de la diócesis de Riohacha este 2020.

-Publicidad-