Instantes cuando el personal destinado para demoler la construcción lo hacían con todas las medidas exigidas por la ley.
Instantes cuando el personal destinado para demoler la construcción lo hacían con todas las medidas exigidas por la ley.
-Publicidad-
-Publicidad-

Los operativos de control urbano que realiza la administración distrital de Riohacha, continúan arrojando resultados positivos que contribuyen a garantizar el orden en la ciudad y despejar el espacio público.

En uno de los más recientes operativos realizados, a través de la Dirección de Ordenamiento Urbanístico y Espacio Público, se llevó a cabo la demolición de un local que se encontraba en construcción cerca del mercado viejo, el cual no contaba con los requisitos exigidos y se encontraba invadiendo el espacio público.

Es necesario aclarar que en las horas de la mañana se realizó la notificación y se llevó a cabo el sellamiento de la obra y en la tarde se procedió a la demolición.

-Publicidad-

Instantes cuando el personal destinado para demoler la construcción lo hacían con todas las medidas exigidas por la ley.La directora de Ordenamiento Urbanístico y Espacio Público, Natalia Romero Mestre, manifestó que “este fue uno de los resultados de la reacción inmediata del gobierno local a varias denuncias hechas por la misma comunidad”. También exaltó la importancia de trabajar de manera articulada con los ciudadanos y atender sus peticiones y solicitudes.

Asimismo afirmó que durante el procedimiento se sostuvo un diálogo con las personas a cargo de la obra y con la ciudadanía, ya que se oponían a la demolición, pero era necesario impedir que este establecimiento se continuara construyendo.

La administración distrital realiza estrictos controles y se encuentra impartiendo importantes sanciones a todo aquel que se encuentre construyendo obras sin contar con los requisitos necesarios, especialmente a aquellos que invaden el espacio público, generando desorden en la ciudad.

No obstante, también trabaja de mano de comerciantes y vendedores, por lo cual se llevarán a cabo unas mesas de trabajo con los propietarios del local demolido y de la comunidad para buscar alternativas de solución que beneficien al colectivo social.

“Estos controles son necesarios, se debía demoler la obra, pero tampoco se van a desamparar a los comerciantes y siempre vamos a propiciar el diálogo pacífico con la comunidad”, explicó Olga Manjarrez Cuesta, directora de Gestión Empresarial y Cooperación Nacional e Internacional.

Estos operativos se realizaron desde la secretaría de Planeación, en articulación con la Policía Nacional, la secretaría de Gobierno, las direcciones de Seguridad y Convivencia Ciudadana y Asuntos Comunitarios y Casa de Justicia, secretaría de Turismo y Desarrollo Económico y la dirección de Gestión Empresarial y Cooperación Nacional e Internacional.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here