Aspecto de la obra que realiza JP Construcciones y en la parte izquierda está el
En esta parte del predio es donde se ha presentado el litigio de los metros de tierra. Aquí aparece el esposo de la propietario señalando hasta donde el predio en querella.
-Publicidad-
-Publicidad-

La construcción de una obra en este populoso barrio de Riohacha se ha convertido en un escenario de alteración del orden público, situación que ha conllevado a que se presenten denuncias de carácter penal y disciplinaria en donde al parecer han intervenido, incluso hasta miembros de la Policía Nacional. 

La señora María Inés Mendoza Montoya quien manifiesta residir en la carrera 14A con calle 28, barrio Los Olivos, desde hace más de 18 años, predio que le compró a una hermana a través de una compraventa. A la fecha, no cuentan con escritura protocolizada en Notaría, ni documento alguno que indique que el predio fue adquirido al Distrito de Riohacha, situación que le quitaría cualquier viso de legalidad al lote vecino pretendido.

En esta parte del predio es donde se ha presentado el litigio de los metros de tierra. En la imagen aparece María Inés Mendoza Montoya y al fondo su esposo.
En esta parte del predio es donde se ha presentado el litigio de los metros de tierra. En la imagen aparece María Inés Mendoza Montoya y al fondo su esposo.

Por su parte, la empresa JP Construcciones Ltda, indica haber adquirido un lote de 440 metros cuadrados el 28 de mayo del 2012, ubicado en la carrera 14A número 28-51 barrio Los Olivos en la ciudad de Riohacha, como consta en la  escritura pública número 593 de la Notaria Segunda de la ciudad de Riohacha y con matrícula inmobiliaria No. 210-45409. Este predio tiene escrituras desde el año 1978, cuya la libertad y tradición no ha sido modificada ni alterada.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-
María Inés Mendoza Montoya
María Inés Mendoza Montoya.

Precisa Pinedo Pabón que, en su momento generó conversaciones respetuosas propias de la buena voluntad para dirimir el conflicto, lo cual no fue posible, «asunto que nos obliga a elevar una solicitud de aclaración sobre el particular a planeación distrital, organismo que confirmó el área en discusión a favor nuestro según planimetría presentada«.

Para comprender mejor la situación, es oportuno precisar que la diferencia se presenta porque la señora Mendoza Montoya manifiesta que la empresa Constructora le quiere quitar un metro de tierra, pero el representante de la empresa JP Construcciones manifiesta que la discordia es de dos metros 10 centímetros. En esa discrepancia llevan varios meses y a medida que no se soluciona, la situación se pone más tensa.

Lo que pasa es que sacaron recientemente sus escrituras. Ellos construyeron en todo su predio, ahora necesitan pañetar la edificación, quieren trabajar en mi predio y no quieren pagar servidumbre«, manifiesta, María Inés Mendoza Montoya.

Jaime Pinedo Pabón
Jaime Pinedo Pabón.

Según el arquitecto Jaime Pinedo Pabón, él y sus trabajadores han sido víctimas del colindante y su esposo, obligándolo a presentar querella la cual fue resuelta por la inspección de Policía con vigilancia de la personería y un profesional de la arquitectura, más entes del control, así mismo la Policía Nacional, lo cual arrojó como resultado la confirmación de las áreas y linderos a favor de JP Construcciones.

En estas circunstancias advierte Pinedo Pabón, «se estaría consumando el delito de daños del inmueble, hurtando materiales, equipos y herramientas, todos y cada una de las acciones de JP Construcciones están apegadas a la legalidad, procediendo luego a instaurar denuncia judicial por los delitos de apropiación indebida, obstrucción e injuria y calumnia, intento de asesinato, amenaza y otros que están siendo estudiados por nuestro equipo jurídico«.

Finalmente, Jaime Pinedo Pabón le censura a la señora María Inés Mendoza Montoya que haya tomado su nombre y fotografía para difamarlo, participando y difundiendo un contenido que realizan desde un perfil falso en redes sociales y además, colocando grafitis en su vivienda y en los alrededores de la obra, con intencionalidad de injuria y calumnia, situación que llevará hasta las últimas consecuencias legales.

Entre las diferentes agresiones, ambas parte manifiestan haber sido víctimas, teniendo que ir incluso a Medicina Legal y han sido incapacitadas. Sin embargo, los opositores esperan que la Fiscalía se pronuncie y el Distrito resuelva esta situación antes que se presente un hecho que lamentar.

Por el momento se conoce un amparo policivo de parte de la inspectora de Policía, Rita Elena Cadiz De Kon, el cual se piensa materializar este jueves a las 7:00 de la mañana.