Ana Barón Toro, alcaldesa encargada del Distrito de Riohacha.
-Publicidad-

Tres meses de salarios le adeuda el Distrito de Riohacha a los empleados de la Terminal de Transporte, porque el representante legal de la fundación que los contrató no ha diligenciado las cuentas de cobro, así de clara se pronunció en la mañana de ayer la alcaldesa encargada del Distrito de Riohacha, Ana Barón Toro.

Esta aclaración se las hizo a los protestantes en la sala de junta del despacho en presencia de los concejales: Iler Acosta, Olimpo Núñez, Nubia Socarras y Endry Guerra quienes estaban de mediadores y garantes de dicha reunión.

Según la alcaldesa, los empleados desconocían que esa situación estaba sucediendo y después no hallaban como exteriorizar que se habían equivocado, que la responsabilidad es de Manuel Ibáñez, representante legal de la Fundación para el desarrollo educativo, social, cultural y empresarial.

-Publicidad-

La única cuenta que se encuentra en la administración distrital es la del mes de marzo y se recibió el jueves y no estaba completa, le faltaba la certificación de la Cámara de Comercio que se requiere en original y vigente.

«Son situaciones que se presentan que no son responsabilidad de nuestra entidad territorial, sino que el representante de la fundación Manuel Ibáñez no organiza bien su documentación para representar su cuenta y nosotros desde la administración tenemos que salvaguardar la administración cumpliendo con el lleno de los requisitos», precisó Barón Toro.

En ese sentido, la alcaldesa encargada dijo haberles explicado a los protestantes cuáles son las obligaciones contractuales que ellos tienen porque pese a que exista un convenio, ellos tienen un contrato de OPS, que por obligación deben pagar la seguridad social y ese documento deben anexarlo a la cuenta que van a cobrar.

El convenio de asociación, consiste en recaudar el recurso que se le cobra a los buses interdepartamental por entrar a la Terminal de Transporte, luego deben consignárselo al distrito y después deben pasar la cuenta de cobro del mes legalizada con los soportes que amerita para su pago.

Recuerda Barón Toro, que anteriores administraciones tenían una metodología que consistía en que recaudaban el dinero y de ahí mismo ellos se cobraban. «En esta administración esa forma arcaica ya no se usa, eso es como dinero de bolsillo», puntualizó.