Instantes cuando el cirujano Genaro Redondo Choles evaluaba a la adolescente.
Instantes cuando el cirujano Genaro Redondo Choles evaluaba a la adolescente.
-Publicidad-
-Publicidad-

Una menor de 12 años de edad, estudiante de la institución educativa IPC de Riohacha, perdió uno de los órganos del sistema linfático, tras sufrir accidente de tránsito cuando se desplazaba junto con tres personas más en una motocicleta en zona rural del Distrito.

El accidente donde la menor perdió el bazo, tuvo lugar en jurisdicción del caserío de Pelechúa, de donde fue trasladada a un centro asistencial de la capital del departamento, debido a los fuertes dolores que padecía luego de haber sufrido un golpe al caerse del pequeño rodante, que la llevaba devuelta después de compartir con sus familiares en el afluente de la localidad.

Por su parte, la pequeña refirió “yo desperté donde estaba la cerca con rasguño y con dolor que no daba para levantarme, quedé dormida y cuando desperté me fui a levantar no me daba, mis primos se bajaron, la mamá de la que iba manejando también nos ayudó a levantar, de ahí nos montaron a la moto y nos llevaron a la finca donde vive mi tío, de ahí nos llevaron a la clínica”.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-
Genaro Redondo Choles
Genaro Redondo Choles.

En el centro médico, el cirujano, Genaro Redondo Choles que atendió el caso de la menor, se sorprendió, teniendo en cuenta que a pesar que el bazo es un órgano que con frecuencia se afecta en un trauma abdominal cerrado, en Riohacha y La Guajira los casos de accidentes de tránsito ocasionados por motos normalmente, no producen un trauma abdominal tan severo como este.

 “Estamos acostumbrados a ver fracturas de clavículas, de fémur, de tibia y pocas veces llega un paciente con trauma abdominal cerrado como el caso de la niña con una fractura del bazo” indicó el galeno.

“La niña es una niña que esta sin bazo, ahora otros órganos que tienen función linfoidentes empiezan a compensar la ausencia de ese bazo, obviamente, ya le he explicado a la niña, al papá y a la mamá la precaución que deben tener de aquí en adelante, sobre todo con las infecciones bacterianas como el neumococo y por eso se le coloca su vacuna neumovac” reveló Redondo Choles.

Igualmente, agradeció a Dios por la evolución satisfactoria de la adolescente y se refirió a la importancia de la prevención, la educación y la necesidad de socializarle que no es posible que niñas menores de edad anden de cuatro en una moto que, “sabemos que en el momento el paseo, la alegría, la euforia, la emoción, al final, uno nunca debe dejar por fuera lo que son los protocolos de seguridad porque puede pasar esto”.