Las lluvias han inundado varios barrios de Riohacha.
-Publicidad-
-Publicidad-

La mañana de este miércoles presagiaba que sobre Riohacha caería un fuerte aguacero, los nubarrones en el cielo y los brisotes tumbaban muchas ramas, afectando a diversos árboles, especialmente, a los palos de mango; fruto que cayeron maduros y bastante biche; era como un anuncio para la población riohachera, que como siempre no estaba preparada.

Las lluvias empezaron al filo de las 4:00 de la tarde, comenzó a llover y esta vez se observó caer agua por partes; como sucede en las grandes cuidades; pero Riohacha es grande solo de tamaño; pues su dirigencia ha derrochado el recurso que le pertenece a cada ciudadano y no se invierte como debería.

Así estaba ayer la ciudad con el aguacero que sorprendió a muchos de sus habitantes.

El aguacero inundó varios sectores y su duración fue algo más de media hora, la lluvia pareciera que recorría la ciudad, lo cierto fue que muchos hogares debieron apoyarse con los cepillos, mechas, ollas y baldes para sacar el agua hasta del aposento, donde en muchos lugares hasta se trepó en las camas.

-Publicidad-
-Publicidad-
-Publicidad-

Esta vez la lluvia sorprendió a quienes ni siquiera se mosqueaban cuando caía un aguacero y es que este fue diferente, las gotas eran grueras y persistentes; los centros comerciales y tiendas también tuvieron cierta dificultad y sus clientes se fueron para sus hogares, a disponerse para que no se le mojaran sus enceres.

La lluvia sacó a los estudiantes de las diferentes instituciones educativas, al igual que a los empleados de las entidades y empresas, ya que muchos partían raudamente para sus casas porque estaban inundadas y como siempre, el servicio de energía sufrió fluctuaciones y en otros sectores se interrumpió en varias ocasiones lo que también obligó a cerrar las oficinas y una vez más, el aguacero visibilizó lo grave que está el palacio de Justicia y edificio de la Lotería; donde funciona la asamblea de La Guajira y la contraloría departamental de La Guajira.

La lluvia inundó a varios sectores de Riohacha, se ensañó contra la I.E María Dolariza de Mejía.
La lluvia inundó a varios sectores de Riohacha, se ensañó contra la I.E María Dolariza de Mejía.

Los estudiantes de la institución educativa María Doraliza López de Mejía que orienta la rectora, Petrona María Barón Toro, debieron ser despachados gradualmente para sus hogares, porque el agua no permitió que se siguiera con la jornada académica, como sucedió en los diferentes centros de estudio de Riohacha.

Yeiner Osorio Ariza
Yeiner Osorio Ariza.

Los comerciantes formales e informales de los mercados también debieron cerrar corriendo, pues las poquitas redes de alcantarillado colapsaron, muchas por falta de mantenimiento y es que ahí también el agua cogió con los calzones abajo a la administración distrital, pues a las rejillas no se les hicieron la debida limpieza.

“La falta de planificación y vigilancia por parte del Distrito ha permitido que particulares rellenen espacios por donde tradicionalmente circula el agua que debe caer al río y sigue su paso al mar. Resulta que están construyendo en la circunvalar, esto ha encerrado el agua y tiene a los pobladores inundados”, así denuncia el concejal Yeiner Osorio Ariza, indicando además que se requiere que la administración actúe y esto se resuelva prontamente.

El aguacero afectó a los barrios: Centro, Villa Fátima, San Martín de Porres, 15 de Mayo, San Francisco, Luis Eduardo Cuellar, Los Olivos, José Antonio Galán, José Arnoldo Marín, Los Mangos, Nogales, Boca Grande, Las Tunas, El Faro, Jorge Pérez, Marbella, Coquivacoa, 7 de Agosto, Cooperativo, San Tropel; entre otros, se cree que la cuenta aumente a la hora que se realice el censo de los afectados y damnificados para cuantificar las pérdidas que dejó este aguacero que resultó diferente a muchos que han caído en la ciudad.