El gremio de taxistas están inconformes por la falta de controles para motos y vehículos particulares en Riohacha.
-Publicidad-

Por Nelson Rodelo Celedón.

Cansados de la falta de controles para motos y vehículos particulares, el gremio de taxistas de Riohacha busca establecer diálogos más cercanos y duraderos con la administración de Riohacha, debido a que cada día se agudiza la crisis para este medio de transporte. Así lo asegura Francisco Henao, presidente de la Asociación de Administradores y Propietarios de Taxis de Riohacha.

Francisco Henao, presidente de la Asociación de Administradores y Propietarios de Taxis de Riohacha

“Cada vez hay más mototaxistas en Riohacha, cada vez hay más carro informales trabajando y no hay ningún tipo de control por parte de la Administración Distrital, son permisivos con esta actividad. Esto ha llevado a que se perjudique directamente el gremio de taxistas, el cual, es el único legalmente constituido”, señaló.

Henao manifestó que la mayoría de empresas de taxis se sienten incapaces de competir con la informalidad, debido a que cualquier persona puede adquirir un vehículo y ponerlo a trabajar por las calles de Riohacha.

“Hay que reconocer que hay una problemática seria que es la falta de empleo y la única idea de negocio de las personas es comprar una moto o un carro particular, ponerlo a rodar para que les de plata. Pero lo preocupante es que no se cumple lo que en varios decretos está estipulado, por tanto, uno ve motos a altas horas de la noche, al igual que los domingos”, añadió Henao.

La Asociación destaca que para muchos conductores se ha vuelto difícil entregar la tarifa completa a los propietarios del vehículo. Los taxistas preparan un pliego de peticiones para ser presentados posteriormente en un paro, el cual, tiene como fecha tentativa el próximo 18 de octubre y así poder ser escuchados por la Alcaldía de Riohacha.

-Publicidad-