Moradores de la urbanización Ishamana en Riohacha están molestos con los burritos y el cuadrante de la Policía no actúa como autoridad en ese sector.
-Publicidad-
-Publicidad-

En foco de inseguridad y contaminación afirman los residentes de la urbanización Ishamana en Riohacha, se ha convertido la entrada a este sector, a casusa de las basuras que diariamente arrojan los conocidos ‘burritos’ o ‘carromuleros’.

Aseguran que hasta esta zona llegan a descargar escombros y los desechos que recogen en toda la ciudad, obstruyendo la entrada y salida de los moradores de la Urbanización ubicada entre la calle 40 con carrera 14.

Denuncian que el hurto de motos, atracos y hasta actos de abuso sexual han venido aumentando en la zona, ante la poca presencia de las autoridades. “Nos sentimos olvidados por las autoridades del Distrito, en cuanto a la prestación de servicios públicos y seguridad, ya que la entrada se encuentra obstruida por la acumulación de basuras, aumentando la ola de atracos y ocasionando la reproducción de roedores e insectos que afectan el bienestar de los residentes”, señaló Silfredo González Restan, habitante de la zona.

-Publicidad-
Sector de la calle 40 con carrera 14 manifiestan que la administración debe hacer presencia y controlar a los burritos.

Asimismo, dio a conocer que el año pasado expusieron la situación ante la Alcaldía Distrital, pero a la fecha no han recibido respuesta alguna y hoy la Urbanización ya no cuenta con un líder comunal que los respalde.

“La única autoridad que a veces nos visita es la Policía, pero cuando se presentan actos de delincuencia, por esa razón hacemos un llamado la Alcaldía o a las entidades competentes para que nos ayuden con esta problemática que está convirtiendo este sector en un basurero municipal”, anotó González Restan.

-Publicidad-