Los niños y adolescentes siguen dejando sus obligaciones como las de ir a estudiar, por tomar tarea de adultos como la de ir a trabajar.
Los niños y adolescentes siguen dejando sus obligaciones como las de ir a estudiar, por tomar tarea de adultos como la de ir a trabajar.
-Publicidad-
-Publicidad-

Buscando el bienestar de las niñas, los niños y los adolescentes en el Distrito, se promueven acciones que garanticen condiciones de vida dignas para ellos y sus familias, fortaleciendo sus capacidades y las oportunidades para la construcción de sus sueños y proyecto de vida.

Los niños y adolescentes siguen dejando sus obligaciones como las de ir a estudiar, por tomar tarea de adultos como la de ir a trabajar.Es así como parte del trabajo incansable que se realiza desde la institucionalidad para mitigar este problema por el bienestar de los menores y en cumplimiento de sus derechos y su desarrollo integral, se realizó un recorrido por el mercado público, semáforos y otros puntos en la ciudad.

-Publicidad-

Los operativos se realizaron con el apoyo interinstitucional del Comité conformado por la Administración Distrital, Casa de Justicia, Policía de Infancia y Adolescencia, Icbf y Defensoría de Familia, con el fin de articular acciones contra este flagelo.

Los niños y adolescentes siguen dejando sus obligaciones como las de ir a estudiar, por tomar tarea de adultos como la de ir a trabajar.«De manera articulada cada una de las entidades que conformamos el Comité, venimos desarrollando estrategias para prevenir el trabajo infantil en el Distrito. Todos tenemos responsabilidad con esta problemática que nos compromete a seguir avanzando en el control del trabajo infantil, nuestro trabajo por la protección de la niñez y la adolescencia es tan imparable como sus sueños», dijo Luz Ángela Durán Arismendy, directora de Casa de Justicia distrital.

Las acciones permiten disminuir las situaciones de vulnerabilidad y también involucran a las familias, como corresponsables en la protección de esta población, con la finalidad de propender por la educación, recreación, salud e integridad de los niños y las niñas, respetando sus derechos que se vulneran cuando deben trabajar, pues se exponen a diversos peligros.