El desbordamiento de las aguas residuales tiene desesperados a los residentes de la Comuna Cuatro en Riohacha, quienes afirman que las calles de barrios como Nuevo Horizonte y La Majayura parecen sectores palafitos ante la inundación que aumenta con cada aguacero que se registra en la ciudad.
El desbordamiento de las aguas residuales tiene desesperados a los residentes de la Comuna Cuatro en Riohacha, quienes afirman que las calles de barrios como Nuevo Horizonte y La Majayura parecen sectores palafitos ante la inundación que aumenta con cada aguacero que se registra en la ciudad.
-Publicidad-

Aseguran que los malos olores y la contaminación a causa de las aguas negras que no paran de salir de un manjol, mantienen a los habitantes encerrados en sus viviendas. 

Contaron que esta problemática ha sido expuesta ante la empresa Asaa, pero que hasta hoy, según dicen, no les ha dado respuesta, ni  ha visitado el sector.

-Publicidad-
-Publicidad-

“NosEl desbordamiento de las aguas residuales tiene desesperados a los residentes de la Comuna Cuatro en Riohacha, quienes afirman que las calles de barrios como Nuevo Horizonte y La Majayura parecen sectores palafitos ante la inundación que aumenta con cada aguacero que se registra en la ciudad. hemos cansado de llamar a la empresa de aseo, a la Alcaldía y no brindan solución. Esta es una problemática que estamos enfrentando antes del invierno, porque el manjol nunca ha dejado de derramar aguas negras, así que las lluvias de los últimos días lo que han hecho es empeorar la situación”, expresó Esneider Puente, residente del barrio Nuevo Horizonte.  

Por otro lado, en el barrio La Majayura la situación es similar, puesto que sus residentes han indicado que ya cumplen más de 8 días con aguas estancadas.

“La emprEl desbordamiento de las aguas residuales tiene desesperados a los residentes de la Comuna Cuatro en Riohacha, quienes afirman que las calles de barrios como Nuevo Horizonte y La Majayura parecen sectores palafitos ante la inundación que aumenta con cada aguacero que se registra en la ciudad.esa encargada de hacer mantenimiento a los manjoles no da soluciones y nos mantienen en mitad del agua, aguantando plagas y olores putrefactos. Para ir a trabajar debemos salir en bermudas y con chancletas, para luego vestirnos en una casa, de alguna calle que no esté inundada. No es posible que estemos en esta situación, cuando se supone que vivimos en una ciudad”, anotó Carlos Andrés Berrio, habitante del sector La Majayura.

Señalaron que la proliferación de plagas es otro de los problemas que afronta la comunidad, el cual ha venido causando enfermedades especialmente, en la población infante, adultos mayores y madres gestantes que habitan en la zona, por lo que pidieron pronta intervención de las entidades encargadas.